Sociedad

Prefecto del Vaticano cree que no hay resistencia interna frente a la reforma de la Curia que planea el Papa

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Gerhard Ludwig Müller, se ha mostrado convencido de que "sí" dejarán al Papa Francisco llevar a cabo la reforma de la Curia romana que planea y no cree que haya una resistencia frente a la misma.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

"Claro, no creo que haya resistencias para la reforma espiritual. (*) No es como algunos escriben que algunos se oponen a esta reforma, casi una oposición organizada contra el Papa, esto seria, como decir, un escándalo", ha precisado tras pronunciar la conferencia de clausura 'El Dios cristiano frente al ateísmo posmoderno en el magisterio de Benedicto XVI' en el marco de las X Jornadas de Teología que han tenido lugar este martes y miércoles en la Universidad Pontificia de Comillas.

Además, preguntado por si temen desde el Vaticano que le pueda pasar algo al Papa, ha indicado que son especulaciones. "No puedo imaginarme que algunos quieren resistir y estén pensando en atacarlo, puede ser, el diablo ataca a todos nosotros, como en el atentado contra Juan Pablo II, diabólicamente realizado. Pero no podemos pensar como hombres inteligentes en estas especulaciones como esas novelas que existen", ha subrayado.

Asimismo, ha indicado que el modelo de organización de la Curia romana no puede ser como la de una la ONU, un Estado, una ONG o un grupo económico pues mientras estos son exclusivamente humanos, la Iglesia es divina y, por tanto, la reforma ha de llevarse a cabo "a través de Jesucristo".

Concretamente, ha señalado que en la reforma hay que dar primacía a la unidad en la fe, a la doctrina, en el organismo de la Curia romana y, como segundo paso, abordar el asunto de la política, la diplomacia, la relación con los estados modernos -en el campo de la educación y otros--, algo, a su juicio, "muy importante" para la Iglesia y para el avance de la sociedad.

TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN

Por otra parte, Müller se ha referido a la Teología de la Liberación sana para destacar que "nunca ha estado inhabilitada", que siempre ha sido un elemento "legítimo" pues, a su juicio, la teología católica tiene que "dar una respuesta" a la situación que se vive por ejemplo en América Latina donde "tantos hombres viven por debajo de la dignidad humana, no tienen nada que dar de comer a sus hijos, no tienen formación escolar, están sin trabajo".

En esta línea, Müller ha apuntado que es necesario "reconciliar las alas que existen en la Iglesia" y ha defendido que, cuando todos aceptan la sana doctrina de la Iglesia, "es posible tener un cierto pluralismo", al igual que en la veneración a Dios existen diversos ritos aunque todos comparten la misma fe, la misma estructura sacramental de la Iglesia.

A su juicio, hay que superar este "pensamiento en categorías 'izquierda-derecha, conservador-progresista" que entraron "lamentablemente" también en la Iglesia. "Tenemos que superar estas alas o partidos que existen, tenemos que saber que todos somos hermanos en Jesucristo", ha añadido.

Finalmente, preguntado por el suicidio asistido, ha destacado que Dios es el dueño de la vida y que el suicidio "no es una posibilidad ética responsable" y considera "triste" que un teólogo que cree en Dios lo defienda.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin