Buscar

Ecologistas pide que 140 países incluido España firmen el Convenio de Mercurio que incluye medidas para su eliminación

9/10/2013 - 12:53

Ecologistas en Acción reclama que 140 países, entre ellos España, que se reúnen desde este miércoles hasta el viernes en Kumamoto (Japón) firmen y ratifiquen lo antes posible un convenio jurídicamente vinculante que procure la presencia del mercurio en el medio ambiente y plantee medidas para su eliminación y sustitución.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Para la organización, el convenio que se está negociando establecerá para todos los países las obligaciones relativas a la minería primaria, a la eliminación progresiva de ciertos usos y productos (pilas, termómetros), al comercio, a las emisiones y a la eliminación de los residuos mercuriales. Su aplicación en todo el mundo debería llevar a una reducción global de la contaminación y cualquier retraso en su ratificación solo aumentaría las consecuencias en la salud y el medio ambiente.

Así, los gobiernos tienen hasta este viernes para decicir las medidas a tomar, como eliminar el mercurio de la industria y sustituirlo por tecnologías limpias. La organización explica que el mercurio es un metal extremadamente tóxico que no desaparece nunca del medio ambiente y que se acumula en aire, agua y alimentos. Su forma más tóxica, el metilmercurio, se acumula en los grandes peces predadores (atún, pez espada, tiburón) y amenaza a las poblaciones que se alimentan básicamente de pescado.

Los países se reúnen por el Convenio de Mercurio en el pueblo costero de Minamata (cerca de Kumamoto), ya que éste fue el primer escenario de contaminación masiva por mercurio reconocida oficialmente. El vertido fue realizado por la empresa química Chisso durante años a la bahía y envennó peces y humanos. Este episodio provocó miles de muertos y afectados entre los que 10.000 recibieron indemnizaciones del Gobierno japonés en 2012.

En este contexto, expertos del grupo de trabajo Mercurio Cero al que pertenece Ecologistas en Acción, asisten a la reunión esperando que las resoluciones tengan en cuenta sus puntos de vista y que puedan participar en un proceso equilibrado y transparente.