Buscar

Una de cada tres llamadas al teléfono de la esperanza está motivada por la crisis económica

12/11/2013 - 15:37
Más noticias sobre:

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Del total de 99.825 llamadas atendidas en el último año por los voluntarios del Teléfono de la Esperanza en España, una tercera parte fue realizada por personas que sufrían estrés, ansiedad, depresión o insomnio a conscuencia de estar en el paro o padecer dificultades económicas.

Así lo manifestó el Teléfono de la Esperanza este martes en un comunicado, ante la proximidad del Día de la Escucha, que celebrará el próximo viernes y que tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre los efectos beneficiosos para todos que tiene la promoción de una ‘cultura de la escucha’, ligada a la cultura del respeto al otro y al que piensa distinto, porque a su juicio, sólo a través de la escucha profunda y respetuosa es posible establecer y mantener relaciones positivas y constructivas.

En este sentido, el comunicado advierte de que muchas de las personas que recurren a este servicio manifiestan que la relación con algunos miembros de su unidad familiar se había deteriorado a causa de discusiones por problemas de dinero.

Según explicó el Teléfono de la Esperanza, el desempleo causa estragos no solo a nivel económico, sino también en la salud mental y física de las personas, de modo que el paro involuntario de larga duraicón supone un “duro” golpe para la autoestima y la estabilidad emocional, incluso aunque los recursos económicos estén asegurados por un periodo de tiempo.

La ansiedad desencadenada por la pérdida de un trabajo y las escasas perspectivas de encontrar otro a corto plazo desembocan con frecuencia en un profundo malestar psicológico, con el agravante de que muchas personas (más en el caso de los hombres que de las mujeres) no piden ayuda a su entorno por vergüenza o por orgullo. Por este motivo, algunos parados se van aislando de sus relaciones habituales hasta permanecer recluidos en sus casas.

Trastornos mentales como la depresión o la ansiedad tienen más del doble de incidencia entre los desempleados (se estima que puede afectar al 34% de este colectivo) que en las personas activas en el mundo laboral (un 16% de incidencia).

Por las numerosas enfermedades mentales y físicas que está causando la crisis económica, el Teléfono de la Esperanza, bajo el lema ‘Si ayudamos, ¡Podemos!’, hace un llamiento a los ciudadanos para que “sean conscientes de que muchas personas de nuestro entorno se sienten solas, y con una gran necesidad de ser escuchadas”.

(SERVIMEDIA)

12-NOV-13

VSR/gja