Sociedad

La juez desestima su demanda: Telma Ortiz seguirá teniendo interés público

Desde finales del mes de marzo cuando Telma Ortiz, hermana de la Princesa Letizia diera a luz a su primera hija, se venía hablando de la demanda que ella y su novio Enrique Martín Llop habían puesto contra casi 50 medios de comunicación por publicar su vida privada. Y sobre todo en los últimos meses del embarazo.

Sin embargo, ha sido hoy 15 de mayo, cuando finalmente un magistrado de los Juzgados de Primera Instancia número 3 de Toledo ha desestimado la demanda, alegando que no había lugar a las medidas cautelares que exigía la hermana de la Princesa de Asturias.

De ahí que ante esta situación, Telma Ortiz y su novio Enrique Martín estarán obligados a pagar más de 40.000 euros de costas.

Ya unos días antes del fallo de esta sentencia, el decanato de los Juzgados de Toledo había emitido una nota en la que negaba cualquier trato preferencial para Telma por su relación con la Casa Real por todos los comentarios que se habían ido haciendo desde los medios sobre si ganaría la demanda sólo por el hecho de ser hermana de doña Letizia.

Alegaban vivir "un infierno"

La pareja con gran deseo de proteger su vida, alegaba vivir "un infierno" siempre perseguidos por fotógrafos, reporteros y cámaras de televisión para captar una imagen de ellos juntos, de Telma embarazada, o haciendo cualquier actividad de su vida cotidiana.

Su defensa argumentaba que estas noticias no tenía interés que trascendiera socialmente y que con toda esta pesecución y publicación de la misma se violaba el derecho a la propia imagen.

Ningún miembro de la familia Ortiz Rocasolano, excepto su tía Henar, la hermana de Jesús Ortiz, padre de doña Letizia, se ha pronunciado respecto a esta demanda.

La tía que en varias ocasiones a acudido a los medios de comunicación para dar a conocer su tienda, su nuevo proyecto profesional como diseñadora de moda, saliendo de la tienda de decoración y ropa que tiene en Ribadesella dijo a los reporteros: "Entiendo que cualquier persona en este país, tiene derecho a ejercer cualquier movimiento en este sentido (refiriéndose a la presentación de una demanda), amparándose en la Constitución".

Proteger a su hija Amanda

Telma Ortiz quería proteger con esta demanda la vida de su hija Amanda, la de ella misma y la de su pareja por considerar que no tienen más interés para el público que la relación que les une con la casa real. "¿Y les parece poca?", piensan algunos periodistas que desde que se dio a conocer el noviazgo de doña Letizia con el heredero de la corona de España, advirtieron que la popularidad saltaba a todos los miembros de la familia de la futura reina de España.

Curiosamente Telma Ortiz, que es economista y ha trabajado como cooperante en varios destinos necesitados del planeta, aceptó con, me atrevería a decir, alegría la condición de hermana de la princesa. Se encontraba en Cabo Verde, cuando un medio de comunicación con fotógrafo y reportera se acercó hasta el campamento base donde estaban operando y aunque esa visita le pilló por sorprea, aceptó hacer una entrevista con fotografías siempre que no se hablara de su hermana doña Letizia. Esa entrevista posteriormente se vendió a la revista Semana.

Un cambio radical

En otra ocasión también acudió a los medios de comunicación para dar a conocer un libro que recogía el testimonio de un niño soldado. En esa rueda de prensa, se mostró correcta, e incluso encantadora con los medios.

La anécdota aquel día fue que llevaba unos vaqueros con una corona real en los bolsillos traseros del pantalón.

Ha habido más encuentros de Telma con los medios en los que siempre se ha mostrado correcta. Los bautizos de sus sobrinas, las visitas a Madrid o Barcelona durante las vacaciones tras sus estancias en distintos destinos. Tengo algunos colegas que aseguran que mantenía una buena relación con una agencia de prensa a la que le informaba de su llegada a España durante las vacaciones. En las últimas Navidades cambió los billetes de vuelo hasta en diez ocasiones. Horarios y escalas, desde Filipinas a Madrid.

Unas 'fotos' que costaron millones

Los últimos meses de su embarazo, dejó su destino en Filipinas para instalarse en la casa de su madre en Madrid. La inexistencia de una foto de ella embarazada, provocó el efecto de la demanda y de la oferta en el negocio de la prensa rosa.

Las primeras imágenes que se captaron de ella y su novio fue en Toledo durante las Navidades se vendieron a una millonada.
El descubrimiento público de la casa de la familia de Enrique Martín Llop hizo qe Telma regresara a la casa de su madre en Madrid. Después se alojó unas semanas en la casa de su abuela, la conocida periodista asturiana Menchu del Valle, donde los paparazzi volvieron a captar imágenes de ella en zapatillas. Y finalmente regresó a Madrid hasta el momento del nacimiento de la niña.

En este tiempo, Telma se ha visto perseguida por muchos fotógrafos y cámaras de televisión. Siempre fue correcta, aunque la situación le desbordaba. En una ocasión en el aeropuerto de Barajas, llegó a un acuerdo con los fotógrafos parándose a posar para que luego la dejaran tranquila. No tuvo mucho éxito, puesto que al poco tiempo empezaron a llegar más y más medios, produciéndose incluso altercados entre ellos.

La pareja siempre ha querido evitar estas situaciones, pero algunos se han preguntado por qué no las ha evitado mostrandose abiertamente desde un principio.

Es muy difícil no suscitar interés cuando la ciudadana española Telma Ortiz es la madrina de la infanta Sofía, segunda hija de los futuros reyes de España. Cuando entre otras cosas, se ha hecho vox populi, que en la muerte sorpresiva de su hermana Erika, el Gobierno, le puso un avión privado para llegar al funeral.

Sin duda habrá muchos otros beneficios y privilegios por ser la hermana de doña Letizia como gastos de estilismo para la asistencia a bodas o actos sociales con la Casa Real.

Paloma Rocasolano, un ejemplo de amabilidad

Si alguien ha sufrido las persecuciones de la prensa desde que se levanta hasta que se acuesta y en diferentes lugares de la geografía española, esa es Paloma Rocasolano, la madre de doña Letizia, Telma y la fallecida Erika. Y siempre con amabilidad y con una gran elegancia, ha sabido contestar a la prensa o saludar.

Se vio retratada en un portada de la revista Que me dices, en bikini durante unas vacaciones en las playas de Alicante, donde vivían sus padres. También se vio en todos los medios de comunicación cuando se presentó a un exámen de Historia de Grecia y la pillaron copiando. Con resignación ignoraba las preguntas, a veces hirientes, de los reporteros apostados a la puerta de su casa. Y así poco a poco ha ido ganándose el cariño de la gente.

Lo mismo que sus padres, Francisco Rocasolano y su esposa Enriqueta, que de camino a comprar el pan se encuentran con dos equipos de Korpa y Europa Press, preguntando por la salud, las biznietas, el novio de Telma, los amigos de Paloma, las vacaciones de los príncipes o cualquier cosa que esa mañana sirva para llenar espacios de televisión.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

magda
A Favor
En Contra

Estaba claro desde el principio. las tres hermanas son unas anorexicas, histericas. Una llena de ambiciones que cada dia que pasa esta mas fea, otra depresiva, que acaba matandose y la tercera con ganas de protagonismo y como no ha triunfado y tiene que cargar con el novio mediocre monta un numerito para hacerse notar. Que pena me da la familia real, con lo que ha luchado el rey por los españoles y la monarquia

Puntuación 0
#1