Sociedad

Wert defiende que el plazo de implantación de la lomce “es exigente pero realista”

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, admitió este martes en el Senado que el calendario de tres años para la aplicación de la nueva ley de Educación “es exigente”, pero “realista y adecuado”.

En su intervención ante el Pleno de la Cámara Alta, Wert negó que su departamento actúe con “prisa e improvisación” en este terreno, y se mostró convencido de que las comunidades autónomas podrán aprobar la parte de los temarios que les corresponde para que el próximo curso la Lomce se implante en 1º, 3º y 5º de Primaria y en la nueva FP Básica.

Wert respondía así al senador del PSOE Emilio Álvarez Villazán, para quien “estas prisas se deben a motivos ideológicos, puesto que el Ministerio quiere aprobar e implantar cuanto antes su modelo conservador”.

“A lo que usted califica como prisa yo lo llamo exigente, y no responde a las razones que ha dicho, sino a la gravedad del problema del abandono escolar que queremos resolver”, contestó el ministro. “La urgencia del problema“ es causa de este calendario, que de todas formas “es realista y adecuado”, indicó.

Con todo, Álvarez Villazán pidió retrasar un año la aplicación de los reales decretos que desarrollan el currículum de Primaria y de la nueva FP básica, “sobre todo este último”. “Las asociaciones de padres lo han solicitado porque es imposible que puedan tomar una decisión sobre el futuro de sus hijos sin conocer bien toda la oferta”, destacó.

En cuanto a la financiación de estos nuevos estudios (que sustituirán a los Programas de Cualificación profesional Inicial), Wert insistió en que existe un “compromiso” por parte de Bruselas de sufragar su implantación con cargo al Fondo Social Europeo.

El ministro explicó que la FP Básica cumple con todos los criterios de elegibilidad para recibir dichos fondos, ante las dudas expresadas por el también socialista Vicente Álvarez Areces.

Asimismo, reiteró que los costes extra de implantación los asumirá el Estado por “responsabilidad institucional”, y los de los próximos años se incluirán como costes consolidados en las negociaciones quinquenales sobre la financiación autonómica.

Finalmente, rechazó que el propósito de la reforma educativa sea conseguir “un efecto estadístico de cara a la reducción del abandono escolar” mediante la equiparación de los títulos de Bachillerato y ESO al de la FP Básica, como insinuó Álvarez Areces.

(SERVIMEDIA)

11-MAR-14

AGQ/gja

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint