Sociedad

Defensa de la sanidad pÚblica alerta de que la crisis puede poner en riesgo el sistema de salud en algunas comunidades

- Cifra la restricción de la financiación sanitaria entre 70.000 y 140.000 millones de euros en los próximos años MADRID, 5 (SERVIMEDIA) La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) alertó hoy de que la crisis económica puede poner en riesgo la suficiencia financiera del sistema sanitario en las comunidades con menor actividad económica, ya que, según sus cálculos, es posible que la restricción de la financiación sanitaria alcance los 70.000-140.000 millones de euros en los próximos años en España.

Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por esta federación, presentado hoy en rueda de prensa, que señala también al gasto farmacéutico y a la "elevada utilización tecnológica" no siempre justificada como culpables de que la sostenibilidad del sistema público de salud español esté en peligro.

La Fadsp argumenta que el gasto farmacéutico español supone el 24% del gasto sanitario total, cuando la media de la factura farmacéutica de la UE de los 15 se sitúa en el 15% del gasto sanitario total.

Según vaticina esta federación, la repercusión de la crisis económica en la sanidad pública favorecerá una contracción de los recursos y una pérdida de calidad del empleo profesional, lo que llevará a un deterioro del funcionamiento del Sistema Nacional de Salud que se materializará en "listas de espera cada vez mayores" que pueden llevar a los gobernantes a establecer el copago de los servicios sanitarios.

Ante este panorama, Defensa de la Sanidad Pública propone cambiar el actual modelo de financiación, "basado en impuestos que gravan el desarrollo y la actividad económica a nivel autonómico, por otro de naturaleza más equitativa, que no incremente las desigualdades sanitarias y que no ponga en riesgo el mantenimiento de las actuales prestaciones sanitarias en las CCAA menos desarrolladas".

Igualmente, la Fadsp es partidaria de que se aumenten los fondos estatales destinados a la sanidad, así como de que se adopten mecanismos que aseguren que el dinero que las comunidades destinan a sanidad se emplee, efectivamente, en mejoras de la salud y no en otros ámbitos distintos a él, "como sucedió con Madrid en la pasada legislatura)".

Por último, esta federación considera que desarrollar estrategias para reducir el gasto farmacéutico como la de no autorizar la financiación de nuevos fármacos si no aportan alguna novedad contribuiría a mejorar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.

(SERVIMEDIA) 05-MAY-2008 IGA/jrn

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin