Sociedad

El pp rechaza la creación de un plan de acción con dotación presupuestaria contra la hepatitis c

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El PP rechazó este martes en el Pleno del Congreso de los Diputados, con 179 votos en contra, 147 a favor y 7 abstenciones, una proposición no de ley del PSOE que reclamaba al Gobierno un plan de acción del Sistema Nacional de Salud frente a la hepatitis C con dotación presupuestaria, que fomentara la prevención, la detección precoz y el tratamiento eficaz en condiciones de igualdad para todos los pacientes.

El diputado socialista José Martínez Olmos apostó por la elaboración de un plan con el consenso de las sociedades científicas, organizaciones de pacientes y comunidades autónomas y un protocolo clínico elaborado en base a evidencias científicas.

Asimismo, solicitó que se incorpore una partida presupuestaria en el Fondo de Cohesión Sanitaria que asegure la aplicación de dicho plan y garantice el acceso a las nuevas terapias sin discriminación alguna para todas aquellas personas afectadas que cumplan los criterios clínicos.

Martínez Olmos señaló que “los pacientes de hepatitis C se impacientan porque ven que no hay respuestas” y afirmó que el precio de los fármacos es “injustificable”. Además, criticó la falta de compromiso del PP para la creación de un plan contra la hepatitis C con dotación presupuestaria y exigió al Gobierno que atienda las reivindicaciones de los afectados.

Por su parte, la portavoz del PP María Teresa Ángulo aseguró que el Gobierno está trabajando “intensamente” para incorporar nuevos medicamentos y defendió el Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C.

A este respecto, señaló que el plan permitirá conocer mejor la situación de los afectados y actuar con “equidad”. “Todos los pacientes que cumplan con los criterios clínicos establecidos recibirán tratamiento”, subrayó.

El diputado del PNV Joseba Andoni Agirretxea puntualizó que el elevado precio de los medicamentos pueden poner en riesgo los sistemas sanitarios de las comunidades autónomas y, por ello, instó al Gobierno a renegociar el precio de los fármacos para que sean “asumibles” para las autonomías y “equilibrados” con el coste de producción.

En esta línea, la portavoz de CiU María Concepció Tarruella señaló que las comunidades autónomas “están dando la cara” porque tratan a los pacientes y pagan los medicamentos. En este sentido, apostó por crear “un fondo específico” destinado a la adquisición de fármacos.

Por otra parte, el diputado de UPyD Toni Canto criticó la “falta de empatía” del Gobierno con los ciudadanos y expuso que la aplicación real de los nuevos tratamientos permitiría ahorrar en hospitalizaciones prolongadas y trasplantes.

PLAN CREÍBLE

Durante su intervención, Gaspar Llamazares, de La Izquierda Plural, reprochó la tardanza y las restricciones en la distribución de los nuevos fármacos. “Da la impresión de que el Gobierno está ganando tiempo y los pacientes no lo tienen”, manifestó.

En sintonía con otros grupos parlamentarios, defendió un plan “creíble y con certidumbre para los pacientes” y adecuar los presupuestos para que exista la financiación que permita costear los tratamientos.

Para el diputado de Compromis, Joan Baldoví, la situación de los afectados por la hepatitis C muestra “la mezquindad de la industria farmacéutica”, mientras que la parlamentaria de BNG, Rosana Pérez, criticó que el Gobierno es “cómplice” de las multinacionales. Por último, Sabino Cuadra de Amauir consideró que el sector farmacéutico comete “un crimen social” amparado por la legislación de las patentes.

(SERVIMEDIA)

10-FEB-15

BCR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin