Sociedad

La mujer avanza en sanidad, educación y derechos pero no en participación económica o política

Informe elaborado por la Fundación Bill y Melinda Gates y la Fundación Bill, Hillary y Chelsea Clinton NUEVA YORK, 9 (Fundación Thomson Reuters/EP) En los últimos 20 años, las mujeres han logrado avances significativos en sanidad, educación y derechos, pero siguen existiendo amplios vacíos en la participación económica, liderazgo político y seguridad, según un informe publicado este lunes.

En una compilación y análisis de datos globales de varios organismos internacionales como el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y agencias de la ONU, el informe identifica avances y brechas en el camino de la mujer hacia la igualdad de género desde 1995.

Aquel año, 189 países de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de la ONU firmaron la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín, un hito que instaba a "la participación completa e igual de las mujeres en la vida política, civil, económica, social y cultural".

El informe "Sin techos: participación completa" es resultado de un proyecto de un año liderado por la Fundación Bill y Melinda Gates y una iniciativa de la Fundación Bill, Hillary y Chelsea Clinton. Su lanzamiento coincidió con el inicio de la 59 sesión de la Comisión de Naciones Unidas sobre el Estado de la Mujer.

"Este informe muestra que es posible avanzar y que sigue habiendo trabajo por delante", ha declarado la exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, en un comunicado para presentar el informe.

Los datos muestran que cuando las mujeres y las niñas participan por completo, se crean efectos positivos que incrementan el bienestar de las comunidades, el crecimiento en la economía y la seguridad de las naciones, según el informe.

MAYORES BENEFICIOS

Los mayores beneficios se muestran en salud, educación y derechos. Gracias a la mejora del acceso a la salud, la niñas nacidas hoy pueden esperar vivir una media de casi 73 años, unos cuatro más que en 1995, de acuerdo con el informe.

La tasa mundial de mortalidad materna ha bajado en un 42 por ciento en 20 años; la tasa de mortalidad de niñas se redujo a la mitad y los partos de adolescentes descendieron en casi un tercio.

Aún así, se necesita hacer más para reducir las infecciones de VIH en las mujeres, que casi duplican el número de 1995, particularmente entre las mujeres jóvenes y adolescentes. Unos 220 millones de mujeres en el mundo quieren usar la anticoncepción moderna, pero a menudo no tienen acceso a ella.

En educación, el informe muestra que las diferencias por sexo en la escuela primaria "están virtualmente salvadas". Pero en secundaria, que se considera un importante factor en la capacidad de las mujeres para evitar matrimonios precoces y contribuir a sus familias y comunidades, la brecha sigue ahí, aunque se ha reducido. Es particularmente amplia en el África subsahariana y el sur de Asia.

DERECHOS LEGALES

En términos de derechos legales, más del 95 por ciento de las 56 constituciones nacionales creadas desde 1995 garantizan la igualdad de género, comparada con un 79 por ciento en 1995. Para 2013, 76 de 100 países habían aprobado leyes contra la violencia doméstica, frente a 13 en 1995.

La seguridad es un área de gran preocupación para las mujeres. La violencia contra las mujeres "sigue siendo una epidemia global". A menudo no se aplican ni se hacen cumplir las leyes que protegen a las mujeres, y las que restringen sus derechos aún existen, según el informe.

La falta de avances también es preocupante en la participación económica de la mujer, que prácticamente se ha estancado desde 1995, con un 55 por ciento de las mujeres en edad activa frente al 82 por ciento de los hombres. A menudo trabajando en la economía informal, las mujeres aún ganan menos que los hombres en casi todos los países.

Más de 150 países carecen de leyes que garanticen el acceso igualitario al capital y a la propiedad inmobiliaria, mientras que nueve países restringen legalmente la libertad de movimientos de sus mujeres.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Aunque las mujeres con cargo político se han casi duplicado desde 1995, su participación política ha crecido relativamente despacio. Las mujeres tienen el 22 por ciento de los escaños de parlamentos nacionales, frente al 12 por ciento de hace 20 años.

"La información es conocimiento y el conocimiento es poder, en este caso, el poder de ayudar a las mujeres y niñas a construir un futuro mejor", defiende Melinda Gates, cofundadora de la Fundación Gates, en el prefacio del informe.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin