Sociedad

Exteriores ve un "imperativo moral" la implicación de España ante la persecución de cristianos en Oriente Próximo

El secretario de Asuntos Exteriores del Ministerio de Exteriores, Ignacio Ybáñez, ha calificado como un "imperativo moral" y una "responsabilidad política" la implicación de España en la lucha contra el extremismo violento en Oriente Próximo para hacer frente a la "situación dramática" que viven las minorías cristianas en varios países de la región, así como otras confesiones religiosas y etnias.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

"En estos momentos la situación es dramática --ha valorado-- con el auge el verano pasado de Daesh (el Estado Islámico) y sus acciones contra civiles musulmanes y su persecución sistemática de las minorías religiosas y étnicas y su destrucción de símbolos culturales, religiosos y arte antiguo, tanto cristiano como islámico que forman parte del patrimonio de la Humanidad. Cada hora que pasa muere un cristiano".

En el marco de la inauguración de un seminario internacional sobre Oriente Cristiano y Mundo Árabe, este miércoles, ha defendido que los estallidos de violencia y la persecución a las minorías en varios países de Oriente Próximo y, en particular, en Irak y Siria, "no puede ni debe vincularse con ninguna religión, nacionalidad o grupo étnico" sino que es fruto de la "barbarie".

"No es una lucha entre civilizaciones, sino entre la civilización y la barbarie. La inmensa mayoría de las víctimas de los extremistas son los propios musulmanes", ha indicado durante el acto, organizado por la Universidad San Dámaso y la Casa Árabe en Madrid.

Aún así, ha subrayado los efectos de la violencia, particularmente sobre la población cristiana, que ha experimentado una reducción producida por las migraciones y el aumento de los desplazados (un total de 2,5 millones de personas).

POSIBLE DESAPARICIÓN

En este sentido, el director general de Casa Árabe ha advertido del peligro que suponen las dificultades, las tensiones, las masacres, las crisis en la región y que, a su juicio, pueden llevar a la "desaparición", debido también a la atracción que ejercen los núcleos de estas poblaciones instalados en otros países, principalmente Estados Unidos.

Con respecto a esto, el secretario de Asuntos Exteriores ha explicado que las comunidades cristianas representan en la actualidad apenas el 2% de la población de Israel, Palestina y Jordania, el 4% en Irak, el 8% en Siria, el 10% en Egipto y, aproximadamente, el 40% en Líbano. "Son muchos menos que en épocas pasadas", ha asegurado.

En este sentido, ha recordado que el Cristianismo "hunde sus raíces en el mundo árabe y semítico" y que las comunidades de esta confesión no solamente "han coexistido pacíficamente con sus compañeros no cristianos de habla árabe" debido a "la tolerancia prescrita en el Corán con la 'gente del libro'", judíos y cristianos a sino que "han hecho valiosas contribuciones a la civilización árabe y todavía lo hacen".

"Algunos de los más grandes poetas, médicos, constructores, funcionarios de gobierno y músicos han sido árabes cristianos --ha asegurado-- Han sido una minoría muy importante que ha contribuido al auge de las grandes oleadas modernizadoras en la región".

En este contexto, ha asegurado que "España está muy preocupada" por la situación que sufren, no solamente cristianos, sino también musulmanes y miembros de otras comunidades que viven en la región, y ha incidido en que la lucha contra la violencia extremista es "una cuestión prioritaria" en la política exterior del país.

De hecho, ha indicado que, entre las medidas que está llevando a cabo en este sentido figura la ratificación de dos declaraciones en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra sobre la protección de las minorías cristianas y de otras creencias en este área y el apoyo del país al secretario general de Naciones Unidas en su intención de "elaborar un plan de acción para la protección de las minorías religiosas y étnicas".

REPRESENTANTE ESPECIAL

También ha señalado dos medidas propuestas por los representantes españoles en el Consejo de Seguridad de la ONU para impulsar el nombramiento de un "representante especial" de la organización internacional cuyo mandato sea el de "luchar contra el extremismo violento" mediante la coordinación de políticas contra el fanatismo entre los distintos países; y para crear un mecanismo jurisdiccional internacional especializado para enjuiciar los crímenes cometidos por el extremismo violento.

Para Ybañez, no puede vincularse la violencia extremista "con ninguna religión, nacionalidad o grupo étnico" ni el conflicto se trata de "un choque de civilizaciones". "Es una lucha entre la civilización y la barbarie --ha asegurado-- La inmensa mayoría de las víctimas de los grupos extremistas son los propios musulmanes".

Por ello, tanto él como el rector de la Universidad San Dámaso, Javier Prades, han insistido en la importancia de contar con los líderes y miembros de las confesiones religiosas para impulsar un diálogo que permita la convivencia y la preservación de "la diversidad y el mosaico de diferencias que desde hace siglos ha conformado la identidad de Oriente Medio", en palabras de Ybañez.

Por su parte, Prades ha subrayado la importancia de las comunidades cristianas en Oriente Próximo para llegar a una "una comprensión adecuada del mundo árabe y del mundo musulmán".

"Ellos nos pueden enseñar formas de convivencia que han sido sometidas a verificación durante siglos y que indican con prudencia, con realismo y con determinación las líneas maestras para conocer y amar el mundo de Oriente Medio", ha asegurado.

Asimismo, ha hecho hincapié en la necesidad de que tanto las instituciones públicas como las organizaciones y organismos privados colaboren y se impliquen en impulsar un diálogo que incluya las "distintas posiciones humanas y religiosas" con el objetivo de favorecer el diálogo entre ellas "a partir de las razones que sostienen cada una de ellas".

"Para ello, el filósofo alemán Jünger Habermas invitaba a una traducción cognitiva de las aportaciones propias de las distintas tradiciones religiosas a un lenguaje universal que permita también a los interlocutores laicos acceder a su significado humanizador", ha señalado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin