Buscar

Proponen una prestación universal de 2.500 euros anuales por cada hijo

EFE
4/09/2015 - 15:02

Barcelona, 4 sep (EFE).- La Federación de Entidades de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Fedaia) ha propuesto crear una prestación económica universal de 2.500 euros anuales por cada hijo, con los que calcula que se cubriría la mitad de los 5.037 euros que estima que cuesta su crianza en Cataluña.

Esta federación de entidades que trabajan con niños en situación de desamparo o riesgo de exclusión social en Cataluña ha presentado hoy en el Colegio de Periodistas esta propuesta, que denomina Prestación Económica universal para crianza (PEUC).

La presidenta de la Fedaia, Conxi Martínez, ha explicado que se trata de una primera propuesta que consistiría en un "ingreso directo universal financiado vía impuestos" que "compactaría" las actuales desgravaciones, becas y subvenciones que reciben las familias con hijos menores y "restaría el estigma social que provocan algunas ayudas".

Paco Estellés, miembro de la junta directiva de Fedaia, ha subrayado el carácter "universal, para todos los niños" de la PEUC, porque "el objeto de la prestación es el niño" y "lo que hay que garantizar" es que las familias le dediquen los recursos para los que han obtenido la ayuda".

La economista Julia Montserrat, coautora de la propuesta con el profesor Toni Vilà y la propia Fedaia, ha explicado que la población catalana de entre 0 y 18 años es de 1.366.488 personas y que el coste de la PEUC sería de 3.552,87 millones de euros anuales y supondría un gasto del 1,7 % del PIB, aún por debajo de la media europea del 2,2 %.

La economista ha calculado el retorno vía impuestos que tendría el Estado con esta prestación por el incremento de la capacidad adquisitiva y la reducción de los costes burocráticos, y ha destacado que la compactación de las ayudas de comedor y transporte existentes sería de 1.137,46 euros anuales.

Como Estellés, Montserrat ha hecho hincapié en que crear esta prestación ayudaría a garantizar un nivel mínimo a todos los niños, pero también facilitaría la gestión y evitaría el estigma social que supone actualmente para las familias la tramitación de ayudas.

Desde la fila 0 y en apoyo de la iniciativa han intervenido en el acto los profesores de Sociología de la UPF Sebastià Sarasa y Albert Sales, el profesor de la Universidad de Zaragoza Pau Marí-Klose, la teniente de alcalde de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Ortiz, y el diputado de CiU en el congreso Carles Campuzano.

"Tenemos que dejar de hablar de la pobreza como si fuera producto de la crisis", ha apuntado Sales, mientras que Sarasa ha subrayado "que lo que se está proponiendo aquí no es una utopía, es una práctica normal en los países europeos".

"Una de las maneras de construir país es hacer un esfuerzo para colocar la protección de la infancia y las familias en la media de la UE", ha señalado Marí-Klose.

Ortiz ha señalado que "junto a prestaciones de este tipo tienen que impulsarse políticas fuertes que protejan los derechos de los niños y las familias" y Campuzano ha recordado que en los tiempos de bonanza económica España (y Cataluña) "ya tenían los más altos índices de pobreza infantil de la UE" y que ésta es una de las grandes asignaturas pendientes.

Tras la presentación, representantes de las principales fuerzas políticas que concurren a las próximas elecciones catalanas del 27 de septiembre han participado en un debate, en el que todos ellos han valorado la propuesta, aunque han expresado algunas discrepancias.