Sociedad

El PP rechaza en el Senado los siete vetos a la reforma del aborto

Madrid, 9 sep (EFE).- El Pleno del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, ha rechazado los siete vetos de la oposición -PSOE, PSC, IU, CC, ICV, ERC y Podemos- a la reforma de la ley del aborto para impedir que las menores puedan interrumpir su embarazo sin el consentimiento de sus padres o tutores legales.

Los vetos han recibido 152 votos en contra, 84 a favor y siete abstenciones.

La oposición ha argumentado que la modificación supone "un retroceso y un ataque" a los derechos de las mujeres, que no responde a una demanda ciudadana, sino a fines "electoralistas".

En su intervención, la senadora del PP María Dolores Pan ha replicado que la proposición de ley está dirigida a "proteger" a las menores de 16 y 17 años que quieran interrumpir su embarazo.

Pan ha argumentado que la reforma reincorpora el consentimiento de los progenitores cuando se trata de un aborto practicado "a niñas de 16 y 17 años", con el fin de "devolver a los padres la capacidad de aconsejar y de estar al lado de sus hijas en ese momento tan complicado de sus vidas".

"Aquí no se quitan derechos", ha resaltado la senadora del PP, quien ha indicado que la modificación "no es contraria, ni contradictoria con la legislación vigente" y ha asegurado que "ningún Gobierno hasta el actual ha sido tan sensible con la problemática que afecta a las mujeres y a los menores".

La senadora socialista Encarnación Linares ha censurado lo que considera un "ataque brutal" del PP a los derechos de las menores "a la caza" de algunos votos, algo "intolerable".

Linares ha pedido al grupo mayoritario que rectifique porque la reforma es "innecesaria", por "la puerta de atrás, sin consenso social ni político", y va a "obligar a la clandestinidad" a las menores embarazadas que carezcan de amparo familiar, a un "aborto inseguro".

Desde la Entesa, Mónica Almiñana (PSC) ha reivindicado a una mujer, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, por impulsar la actual ley del aborto.

La modificación impulsada por el PP no es "menor" porque "duele y genera sufrimiento a muchas mujeres", según Almiñana, quien ha destacado que esta iniciativa no responde a una demanda ciudadana mayoritaria, sino que tiene un objetivo "electoralista".

El senador de IU Jesús Iglesias ha reclamado la retirada y ha reprochado que se haya recurrido al "subterfugio" de una proposición de ley del PP, en lugar de un proyecto legislativo del Gobierno, para una reforma que "atenta" contra los derechos de las mujeres, que ha tenido una oposición política y social "amplia" en España y "también fuera de nuestras fronteras".

Desde ICV, Jordi Guillot ha acusado al PP de un "cinismo que no tiene límites" con esta reforma por "intereses electoralistas", y se ha preguntado por qué no cambió la ley actual, de plazos, en el primer minuto de legislatura si está convencido de que atenta contra el derecho a la vida.

Según Ester Capella (ERC), la modificación legislativa "limita" derechos, es "innecesaria, retrógrada, sin base científica" y "castiga" a las menores que mayor protección requieren, pues se trata "simplemente de contentar a los sectores más reaccionarios de la Conferencia Episcopal y al ala más dura de la derecha".

La representante de Podemos Maribel Mora ha recalcado que la iniciativa del PP tiene "una motivación moral", quiere "recoger un puñado de votos" y supone "una vulneración de los derechos de las mujeres".

En nombre de CC María del Mar del Pino Julios ha opinado que esta modificación de la ley no responde a "una necesidad social" y aboca a las jóvenes de 16 y 17 años en situación de vulnerabilidad social y económica a un aborto clandestino.

El PNV ha apoyado los vetos, mientras que Unió ha anunciado que respaldará la reforma y Convergencia ha dado libertad de voto a sus senadores.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin