Buscar

La madre del niño de ocho años que se negó a ir con su padre denunciado por malos tratos entrega al menor a la Policía

13/08/2008 - 13:31

La madre del niño de ocho años que se negó a ir con su padre el pasado viernes entregó hoy al menor a la Jefatura Superior de Policía, en cumplimiento a un auto dictado por el juzgado de primera instancia e instrucción número 8 de Valencia. Así lo aseguró a Europa Press Lucía Moreno, la madre del niño, quien explicó que ayer recibió una llamada de la Policía para que acudiera a primera hora de esta mañana a las dependencias policiales.

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

Sobre las 10.00 horas acudió a Jefatura con el niño y, en un primer momento, pensó que iban simplemente a entrevistarles y a notificarle el auto judicial, pero no fue así. Por el contrario, le enseñaron el auto, en el que el juez requería a la Policía que utilizara la "fuerza mínima" para que el niño fuera llevado con su padre, a pesar de que contra éste figura una denuncia por malos tratos hacia ambos.

Seguidamente, le requirieron al niño pero, lamentó, no le practicaron, a pesar de habérselo "rogado", ninguna exploración ni valoración psicológica para ver si estaba en condiciones de irse a pasar casi un mes con su padre, criticó Lucía, que lamentó que no le han dejado ni despedirse del pequeño. Afirmó que probablemente no vuelva a verlo hasta el 8 de septiembre, cuando empieza el colegio.

Explicó que el niño era conocedor de que podía darse esta situación, y que, cuando le despertó hoy, sobre las 7.00 horas, le dijo que tenían que ir a la Policía y que, a lo mejor, se quedaba y se lo llevaban con su padre. "Le dije que sería sólo unos días y que después todo se arreglaría", afirmó.

Ahora, Lucía aseguró tener una "ansiedad desbordante" y pidió ayuda tanto a Fiscalía de Menores como al juez que instruye su denuncia por maltrato, porque "esto no puede quedar así". Indicó que no se consideraba una madre "histérica" y dijo que lo "único" que quería era que su hijo "esté bien". Reiteró que si ha adoptado esta actitud "no es para ir contra el padre de mi hijo, sino para que se cuide" al menor. "No pido nada del otro mundo, creo yo", aseveró.

A partir de ahora, Lucía expuso que se pondrá en contacto con su abogada para ver si pueden interponer algún recurso más, y afirmó que, por el momento, ya ha pagado la multa de 600 euros que le reclamaban por no entregar al niño a su padre, tras la negativa del menor a irse con su progenitor.

El niño debía de haber sido entregado a su padre el pasado viernes, después de que el titular del juzgado de instrucción número 8 así lo ordenase. No obstante, el niño no pudo ser entregado porque éste se negó.