Sociedad

El médico del Madrid Arena nunca había hecho una reanimación en personas

La fiesta de la tragedia. Imagen: EFE.

El hijo del doctor Simón Viñals, Carlos Viñals, también médico y parte del servicio sanitario la noche de la tragedia en el Madrid Arena, ha afirmado este martes que "nunca" había realizado la reanimación cardiopulmonar en personas, pero sí la había practicado en cursos y viendo vídeos, asegurando que de esa forma se puede adquirir la formación.

Así lo ha asegurado Carlos Viñals en una declaración muy similar a la expuesta por su padre, donde también ha señalado que no se pudo aplicar la adrenalina intraósea -más eficaz- en las jóvenes porque no contaban con la aguja necesaria para ello.

Ha señalado, al igual que su padre, que le parece "absurdo" dar por fallecida a una persona y comenzar a realizar la reanimación cardiopulmonar. También ha seguido la misma línea utilizada por Simón Viñals asegurando que fue él quien atendió a Rocío Oña mientras su padre se ocupaba de Cristina Arce. "Las víctimas tenían ausencia de latido, ausencia de respiración, y dilatación de pupilas" ha aseverado.

Carlos Viñals ha asegurado que estuvo presente en el recinto municipal desde las doce de la noche. "Las dos primeras jóvenes llegaron a las cuatro de la mañana; Katia llegó dos minutos después", ha puntualizado. Su padre reconoció a Cristina Arce y la comenzó a hacer la reanimación, según ha indicado.

También ha reconocido, al igual que su padre, que utilizaron el desfibrilador "en modo manual". Así, le dio a Rocío tres descargas con la ropa levantada. Del mismo modo asegura que le aplicó adrenalina. Ha confirmado que su padre, Simón Viñals, se encargó de la reanimación de Cristina Arce. Del mismo modo ha señalado que vio a su padre realizar las maniobras de reanimación así como inyectar adrenalina a la joven.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments