Sociedad

Discapacidad. la fundación cermi mujeres alerta del elevado fracaso escolar de las ninas con discapacidad

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Cermi Mujeres, Ana Peláez, alertó este lunes de la importante tasa de fracaso escolar que sufren las niñas con discapacidad con respecto a los niños, “sobre todo durante la Educación Secundaria Obligatoria y niveles superiores”.

Así lo dijo Ana Peláez durante su intervención en las jornadas ‘El derecho a la educación de las niñas con discapacidad’ organizadas por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), la Fundación Cermi Mujeres y el Ministerio de Educación, celebradas este lunes en la sede del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa (Cenie).

“En muchos casos el abandono de la niña del sistema educativo se basa en el temor de la familia de que la menor con discapacidad, sobre todo intelectual, sufra abusos sexuales en el entorno escolar”, avisó la vicepresidenta de la Fundación Cermi Mujeres, que puntualizó que estas situaciones se dan con mayor frecuencia en el entorno rural.

Asimismo, Ana Peláez criticó que todavía se sigan produciendo casos de niñas que se escolarizan en la educación inclusiva, “y cuando inician el desarrollo menstrual, desde el centro se invita a los padres a llevarla a un centro de educación especial, por adolecer de personal especializado”.

Por otro lado, explicó que todavía muchas niñas con discapacidad en el mundo siguen sufriendo esterilizaciones forzosas, “cercenando así su derecho a la reproducción”, y en algunos casos se practican también abortos coercitivos.

En esta línea, advirtió de que una niña con discapacidad que ha sufrido una esterilización “está más expuesta a sufrir abusos, ya que el riesgo de embarazo ha desaparecido”, y señaló que en ocasiones estas prácticas se perpetran en el entorno familiar más próximo.

Además, entre las vulneraciones de derechos a las que las niñas con discapacidad se ven sometidas, Ana Peláez subrayó un desigual acceso a la justicia y a múltiples servicios, lo que hace todavía más difícil que su voz sea escuchada. Por ello, llamó a toda la sociedad a “no tomar decisiones que afecten a las niñas con discapacidad sin que Éstas sean escuchadas”.

En este sentido, alertó de que en ocasiones ni las personas con discapacidad son conscientes de que están sufriendo discriminación “porque hay determinadas situaciones que se han normalizado”.

En todo caso, destacó los avances que se han logrado con la Convención de la ONU de los Derechos de las Personas con Discapacidad o con la Convención de los Derechos del Niño, si bien lamentó que todavía se dé “muy poco espacio” a las particularidades de las niñas con discapacidad, dentro incluso del movimiento asociativo.

AUSENCIA DE INFORMACIÓN

Por su parte, la coordinadora de la Fundación Cermi Mujeres, Isabel Caballero, comentó que existen muy pocos datos sobre infancia con discapacidad, y más en concreto sobre niñas con discapacidad, por lo que urgió a que este asunto se aborde de forma individualizada.

Eso sí, Caballero aseguró que “pese a que no sabemos qué pasa con las niñas con discapacidad en nuestro país, sí conocemos qué sucede con las mujeres con discapacidad que han recibido educación”. Así, destacó que se enfrentan a un mayor riesgo de exclusión social, tienen un menor acceso a las nuevas tecnologías, menor participación política, enfrentan dificultades para encontrar pareja o para ejercer su derecho a la maternidad.

Ante este escenario, Isabel Caballero puso de relieve “el importante papel que debe desarrollar el profesorado” para revertir esta situación, puesto que “sin darnos cuenta” desde pequeños se transmiten conductas que fomentan que la sociedad patriarcal siga vigente, “como cuando los niños siempre juegan en el recreo al fútbol en el centro, y las niñas ocupan los márgenes del patio”.

Por último, Jorge Cardona, catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Valencia y miembro del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, mostró su preocupación por el hecho de que pese a que se están produciendo importantes avances en muchos países con respecto al acceso a la educación de las niñas con discapacidad, “otros muchos estados no están progresando en esta línea”, y hay países donde hasta el 70% de los menores con discapacidad están sin escolarizar, situación que sufren en mayor medida las niñas.

(SERVIMEDIA)

29-FEB-16

DMM/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin