Sociedad

Espana es el 13º país del mundo con mayor compromiso con el desarrollo humano

- Según el Índice de Coherencia de Políticas para el Desarrollo, presentado hoy en Madrid como alternativa al PIB

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

España ocupa el decimotercer lugar del ranking mundial en cuanto al Índice de Coherencia de Políticas para el Desarrollo (ICPD), presentado este martes en Madrid por varias organizaciones sociales como alternativa al Producto Interior Bruto (PIB) y que mide el compromiso de los países con un desarrollo humano sostenible, justo, equitativo y cosmopolita.

Esta iniciativa ha sido impulsada por la Plataforma 2015 y más, formada por 11 entidades: la Fundación Alianza por la Solidaridad, la Fundación Mundubat, el Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo (ISCOD), la Fundación Paz y Solidaridad Serafín Aliaga, la Fundación IEPALA, Economistas sin Fronteras, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Paz con Dignidad, AIETI y Movimiento por la Paz.

El coordinador del proyecto, Pablo José Martínez Osés, señaló en la presentación de la iniciativa, celebrada en el Centro Cultural Galileo de Madrid, que el ICPD nace con el fin de ofrecer “una alternativa a la hegemónica y limitada visión” de los indicadores que habitualmente se usan para medir el progreso, sobre todo el PIB.

“No se trata de una propuesta neutral, como tampoco lo son otros medidores como el PIB, la Renta Nacional Bruta (RNB) o el Índice de Desarrollo Humano (IDH). El ICPD sanciona y/o premia el comportamiento de los países en base a un enfoque y una apuesta por un desarrollo humano, sostenible, con perspectiva de género, ecologista, basada en los derechos humanos y profundamente cosmopolita, sin dar por hecho que los efectos e impactos de las políticas nacionales afectan únicamente a sus respectivas ciudadanías”, indicó.

El ICPD evalúa el desempeño de 133 países en 20 políticas públicas a través de 49 variables, agrupadas a su vez en cinco componentes (social, ecológico, ambiental, global y productivo). De esas variables, 18 indican valores contrarios a los procesos de desarrollo sostenible (como abandono escolar, gasto militar o huella ecológica) y otras 31 reflejan valores favorables (como reducción de la desigualdad, gasto público en protección social o ratificación de tratados sobre justicia universal).

Así, España ocupa el 13º puesto, con 76,73 puntos, por detrás de Dinamarca (89,60), Suecia (84,89), Noruega (82,63), Australia (80,80), Portugal (80,43), Reino Unido (79,77), Islandia (79,65), Italia (79,34), Francia (78,26), Letonia (77,53), Finlandia (77,04) y Polonia (76,74).

El IPCD de España se debe sobre todo a peores puntuaciones en temas sociales, puesto que está entre los países de la UE con menor baja de maternidad y, por tanto, con peor conciliación de la vida familiar y laboral. Además, obtiene un mal resultado en la incidencia de los beneficios sociales entre los más póbres y la cantidad de hospitales por cada 100.000 habitantes.

A la cola del índice se sitúa Singapur (23,70), que está mejor situado en otros indicadores, como el del Banco Mundial o el Índice de Desarrollo Humano del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo). Además, Suiza, que ocupa los primeros puestos en la mayor parte de las clasificaciones habituales, se sitúa en el 58º puesto, ya que el ICPD penaliza su falta de transparencia fiscal.

(SERVIMEDIA)

15-MAR-16

MGR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin