Sociedad

Luis Tosar sorprende en el nuevo anuncio de Voll-Damm, más duro que de costumbre

MADRID, 1 (CHANCE) Con Cien años de perdón recién de estrenada y una de las grandes la cartelera cinematográfica y recién estrenada su paternidad, Luis Tosar vuelve a enfundarse el traje de duro para protagonizar el nuevo anuncio de Voll-Damm. Está visto que el éxito del años pasado del corto protagonizado por Dakota Jhonson, Quim Gutierrez y Natalia Tena y dirigido por Alejandro Aménabar gusta, y de nuevo la conocida firma cervecera, ha vuelto a confiar en una spot tipo película.

En esta ocasión ha sido el turno de Voll-Damm una de las cervezas más características de Estrella Damm con una historia muy desconocida.

¿SABÍAS QUE NO TODAS LAS CERVEZAS NO SE PUEDEN FABRICAR EN CUALQUIER MOMENTO? VOLL-DAMM SOLO EN UNA TEMPORADA DEL AÑO

La sabiduría de los maestros cerveceros ya en el siglo XIX descubrieron que, cuando llegaba el buen tiempo, podían contrarrestar las altas temperaturas -que afectaban a la correcta fermentación del mosto con la levadura- añadiendo el doble de malta al último lote; el del mes de marzo.

Märzenbier quiere decir cerveza de Marzo. Este estilo nació en Baviera y debe su nombre a que se fabricaba únicamente durante este mes. Así nacieron las Märzenbier, el origen de esta cerveza, la única que era capaz de aguantar todo el verano en perfectas condiciones de consumo.

Las altas temperaturas del verano no permitían que las levaduras actuaran de forma adecuada en el proceso de fermentación, por lo que no se podía fabricar cerveza. Marzo era la última oportunidad para producirla hasta que volvía el frío en octubre. En esta última fabricación se decidió duplicar la cantidad de malta en la receta para conseguir una cerveza enérgica que pudiera aguantar las altas temperaturas del verano.

Por todas estas razones, y para honrar a los maestros antiguos que duplicaron el sabor de sus cervezas, Luis Tosar se ve obligado -en este spot- a enseñar al camarero -Luís Zahera- que le ha servido una imitación y, de paso, demostrar cómo las gastan los aficionados a un sabor único, que no permite aproximaciones ni paralelismos.

https://youtu.be/Sb2OT4dZ8ew

Tosar sin pestañear ni un momento y sin que nadie del restaurante en el que se encuentran levante la cabeza de su plato materializa la venganza simbólica de los muchos aficionados que conocen y aprecian la diferencia de una cerveza. Por este motivo, este spot no se refiere a Voll-Damm, sino al carácter de los que mejor la conocen; los que escogieron el doble de sabor, el doble de color y el doble de placer y, además, tienen la certeza de que eligieron bien porque saben explicarlo.

Un anuncio tipo cine negro, a cargo del director creativo Oriol Villar que una vez más vuelve a anotarse un punto tras sus éxitos de Doble o Nada o de Mediterraneamente de Estrella-Damm y dirigido por Daniel Monzón -director de Celda 211 y El Niño- que hay que verlo hasta el final para saber el porqué de la cara del camarero.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin