Sociedad

Un policía municipal fue avisado por la emisora de que había "un gran botellón" en el Madrid Arena

Vomitorio colapsado del Madrid Arena. Imagen: Archivo

Uno de los policías municipales que estuvo en la Casa de Campo la noche de la fiesta mortal del Madrid Arena ha declarado este viernes que la entonces responsable del dispositivo policial comunicó a la emisora que había "un gran botellón", llegando a pisar las botellas cuando transitaban por la zona.

Así lo ha manifestado el agente en la sesión del juicio que se ha celebrado después de que ayer la exresponsable del operativo que se diseñó esa noche y exoficial del distrito de Moncloa-Aravaca, Cándida Jiménez, declarase que sus superiores le negaron refuerzos para cubrir el evento.

Precisamente, los subinspectores de la Policía Nacional que supuestamente le negaron darle más agentes comparecerán el próximo martes. En instrucción, mantuvieron que Cándida no pidió durante la madrugada ningún refuerzo de patrullas.

El policía ha relatado que esa noche preguntó a su oficial que cómo no estaban en la zona desplegadas las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), conocidas como los antidisturbios, como habían estado en otros eventos similares.

Según el agente, la exresponsable del operativo le comentó que sus superiores directos le habían negado refuerzos y le habían dicho que se buscara la vida, tal y como afirmó ayer en su declaración ante el tribunal.

"En la zona había un gran botellón y la oficial lo comunicó por la emisora. Íbamos pisando las botellas", ha recordado en alusión al macrobotellón que se formó en el exterior del recinto municipal y que pudo influir en la tragedia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin