Sociedad

Testimonios de la Policía retratan 'las formas' de Torbe: vejaciones y coacciones sexuales por 6.000 euros

  • Le requisaron sus llamadas, sms y correos durante meses
  • La detención frustró sus planes de expansión en Latinoamérica

Torbe, el quebradero de cabeza del fútbol español desde que la pasada semana el caso de presunta trata de seres humanos y prostitución por el que está en prisión salpicara a jugadores de la Selección Española, habría dejado un reguero de pruebas recogidas por la policía y que demuestran, según las investigaciones, el maltrato psicológico que ejercía sobre las actrices porno que trabajaban para él.

Durante meses, le requisaron sus llamadas, SMS y correos. En ellos aparecen continuas vejaciones, mujeres que se emborrachaban para soportar determinadas escenas de sexo o chicas que rompían a llorar cuando descubrían la razón por las que habían sido traídas a nuestro país. Además, esta información se ratificaría en los supuestos testimonios que la policía atesora contra Ignacio Allende Fernández, alias Torbe , y que hoy se encuentran en uno de los escritos remitidos al juzgado de instrucción nº 29 de Madrid.

Incontrolable en sus expresiones, publica la Cadena Ser, Torbe se expresaba en estos términos sobre las actrices que trabajaban en sus películas, según una conversación telefónica grabada: "Estas tías son unas putas, no tienen ningún tipo de moral y de nada, hoy te quieren y mañana te apuñalan. Bienvenido al mundo del porno".

Una de las intérpretes de sus películas porno llegó a asegurar ante los investigadores que en una ocasión grabó uno de estos vídeos "totalmente obligada y coaccionada, ya que su único objetivo era lograr que Torbe borrara su primer vídeo en el que se le reconocía". Y es que según estos testimonios, varias mujeres le pidieron que no publicase los vídeos para evitar ser reconocidas por sus familias, pero Torbe les informaba que habían adquirido con él una deuda de 6.000 euros. Una deuda que podrían saldar teniendo relaciones sexuales con él para grabarlas, a razón de 150 euros por sesión.

También guarda la Policía un supuesto testimonio que podría demostrar que Torbe utilizaba a menores para su industria pornográfica. Una de estas jóvenes llegó a afirmar que el director le preguntó si tenía "amigas" con las que poder grabar vídeos y ella le dijo que eran menores de edad. Según esta declaración, Torbe le respondió adelantando que "podrían ir a su casa y rodar con él si ellas aceptaban y que además este sería un secreto entre Torbe, ella y la chica en cuestión".

Expandirse a Latinoamérica

La detención frustró los planes de expansión del cineasta del porno. La idea de Torbe, ante la cada más difícil tarea de captar chicas, era llevar su negocio a América Latina. Venezuela, Paraguay, Cuba o México estaban entre sus planes. "Ir a ciudades pobres a por chicas bonitas", según habría dicho el propio Torbe según documentación de la investigación.

Un año ante ya lo había intentado en Europa del este. EL plan de Torbe era montar una agencia de modelos en Kiev, capital de Ucrania, y de ahí derivar a las jóvenes a su negocio de pornografía.

El pasado mes de abril, días antes de viajar a Guadalajara (México), fue detenido y llevado a la prisión de Estremera (Madrid) sin opción de fianza. Pero no es la primera vez que Torbe tiene problemas con la justicia. En 2008 fue condenado a un año de cárcel por grabar un vídeo de contenido sexual con una menor de 16 años junto a él y a otro hombre. Fue la propia menor quien le denunció tras aparecer una imagen de ese encuentro en el tablón de su colegio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin