Sociedad

La Guardia Civil imputa tres delitos al hombre atrincherado en Begíjar (Jaén) y ahora ingresado en el hospital

La Guardia Civil ha imputado en sus diligencias tres delitos al vecino de Begíjar (Jaén) detenido en la tarde del domingo tras permanecer siete horas armado y atrincherado en su vivienda después de que una pareja de la Benemérita intentara arrestarlo como presunto autor de un caso de violencia de género cometido contra su pareja y dos de sus hijos.

JAÉN, 25 (EUROPA PRESS)

Según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, a este hombre se le imputa inicialmente un delito de violencia de género, otro de tenencia ilícita de armas y un tercero de atentado contra agentes de la autoridad.

En el domicilio, la Guardia Civil ha intervenido dos escopetas manipuladas, un rifle y otras dos armas cortas detonadoras que se están analizando por determinar si además de simuladas podrían ser finalmente manipuladas para disparar.

El detenido, bajo custodia de la Guardia Civil, ha pasado la noche en el Hospital San Juan de la Cruz de la Úbeda donde los médicos y los forenses serán los encargados de determinar el estado de salud del detenido y su capacidad para que la Guardia Civil pueda tomarle manifestación y también pasar a disposición judicial cuando así sea requerido si finalmente el juez lo estima necesario.

También existe la posibilidad de que el juez, una vez tenga a su disposición los informes médicos y las diligencias de la Guardia Civil, decida sobre el futuro inmediato del detenido y su ingreso en prisión preventiva o en algún centro psiquiátrico donde pueda recibir tratamiento sin requerir su personación en sede judicial.

Fuentes sanitarias consultadas por Europa Press han confirmado que el detenido tiene antecedentes psiquiátricos y ha estado en numerosas ocasiones en tratamiento por lo que todo apunta a un brote psicótico. De lo que no existen antecedentes, según la Guardia Civil, es de denuncias o intervenciones anteriores por malos tratos.

LLAMADA AL 112

Según ha informado la Guardia Civil, todo comenzó en la mañana del domingo cuando se recibió una llamada en el servicio de emergencias 112 pidiendo ayuda por un supuesto caso de violencia de género en el ámbito familias.

El 112 alertó a la Guardia Civil y dos agentes se personaron en el domicilio del detenido. Cuando se percataron de la situación, lograron sacar a la mujer y a su hijo, de unos 16 años, mientras que hombre se quedó atrincherado en el interior y llegó a efectuar hasta ocho disparos, cuatro en el interior y cuatro hacia el exterior.

En el marco de la actuación, los agentes tuvieron que evacuar varias viviendas colindantes al domicilio, así como avisaron al equipo de negociadores y a una unidad especial de intervención de la Guardia Civil que se ha trasladado desde Madrid.

La detención se produjo cuando el hombre, tras varias horas de negociaciones, se acercó a la puerta y pudieron detenerlo en el umbral de la misma sin que se le produjera ningún tipo de lesión.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin