Sociedad

Ingenieros forestales y de montes creen que priorizar en la extinción es contraproducente para futuros focos

Los colegios oficiales de ingenieros de montes y forestales han advertido de que invertir más en la extinción de incendios forestales supone "una paradoja", ya que implica invertir menos en prevención. A juicio de lo ingenieros, este hecho ha causado que en el monte español exista el doble de biomasa que hace 30 años.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las entidades destacan que no hay una "gestión forestal" y que se prioriza sobre la extinción por causas políticas. De este modo, aseguran que se aumenta la superficie forestal y la acumulación de combustible para un posible incendio. "Cuanta más eficacia se alcance en la extinción de incendios, más se favorece a que estos no se puedan controlar y sean catastróficos", ha explicado la decana del Colegio de Ingenieros Forestales, Pilar Avizanda.

La advertencia de ambos colegios viene a raíz de un informe que han redactado a modo divulgativo y que pretende concienciar a la sociedad sobre cómo se producen los incendios y qué consecuencias acarrean. Sin embargo, han destacado que los incendios son inevitables y que siempre han modificado el paisaje, incluso antes de la aparición de los seres humanos.

"Hay especies vegetales con mecanismos de adaptación y estrategias que les han permitido convivir con el fuego y pervivir hasta nuestros días, como el alcornoque, el pino canario o las jaras", ha afirmado Avizanda.

No obstante, ambas entidades asumen que las acciones humanas y el calentamiento global han intensificado la frecuencia y el tamaño de los incendios forestales, al tiempo que añaden que en la última década, el 96% de los siniestros que tuvieron lugar en España se desarrollaron a causa de la mano del hombre.

En este sentido, inciden en que el origen de la mayoría de los incendios está relacionado con prácticas tradicionales de quema con finalidad agropecuaria. A todo ello, afirman que el abandono de la actividad agrícola o el pastoreo en el monte y una ordenación territorial que no tiene en cuenta el riesgo de incendios, han "sometido" a los montes de las áreas rurales a una falta de cuidados.

Junto a estos factores, el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Eduardo Rojas, ha valorado al cambio climático como un escenario a tener en cuenta. A su juicio, que haya más de un mes de sequía al año, olas de calor más frecuentes y una pluviometría más errática supone que se propaguen fuegos "más virulentos y complejos" en su gestión, extinción y prevención.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin