Sociedad

ACNUR España: "Mirar hacia otro lado en la crisis de los refugiados es abandonar el proyecto europeo"

Insta a España a adoptar una posición de liderazgo de cara a la Cumbre en la ONU que tendrá lugar en septiembre

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Francesca Friz-Prguda, considera que "mirar hacia otro lado en la crisis de los refugiados es abandonar el proyecto europeo" e insta por ello al próximo Gobierno español a liderar la "auténtica distribución de la responsabilidad" que se requiere en materia de protección internacional tanto en términos de legalidad internacional como de seguridad y estabilidad en el mundo.

"Si se observa lo que ha pasado con el Brexit y con muchas otras disputas políticas en Europa, se observa que todo tiene un componente de migración y asilo. Esa es la cuestión que ha movido a la opinión pública y a la radicalización de sectores enteros de la población. Si ignoras todo eso, estás abandonando el proyecto europeo. Es importante comprender que mirar a otro lado en este tema tiene un elevado precio", afirma.

En una entrevista con Europa Press, Friz-Prguda recuerda que "globalmente hay una tendencia al aumento de los desplazamientos forzosos" porque después de rebasar todos los récords en 2015 con 65,3 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar su hogar, no se ha producido ningún cambio que haga pensar en que 2016 será diferente.

"No es sólo que sigan conflictos viejos y haya conflictos nuevos, es que hay poquísimas soluciones para los refugiados, es que son sólo 200.000 las personas que han podido retornar voluntariamente y con seguridad a sus países de origen y sólo 100.000 los reasentados: 300.000 personas versus 65,3 millones de desplazados", destaca.

Según explica, este panorama revela la "ridícula distribución de las responsabilidades a nivel global y también a nivel europeo", primero porque el grueso de los refugiados de todo el mundo se encuentra en países en vías de desarrollo y Estados limítrofes al área de conflicto y segundo, porque Europa ha recibido "más de medio millón" de solicitudes de asilo en los primeros cinco meses del año -frente a las 350.000 del año anterior- y "la gran mayoría de ellas en Alemania, que ya viene años asumiendo esta responsabilidad".

"Hay que redistribuir esa responsabilidad porque las cosas como están ahora, no van a funcionar a largo plazo. Los países en conflicto generarán más refugiados, habrá más necesidad y más violencia. No puede ser que en el siglo XXI estemos con estas cifras de incremento, es absolutamente insostenible desde cualquier punto de vista", asegura.

En su opinión, es hora de que un país como España, que recibe el 1% de las solicitudes en todo el territorio Europeo siendo el segundo en tamaño y el cuarto en población y teniendo frontera terrestre con África, asuma más responsabilidad y se coloque en una "posición de liderazgo".

"Si tienes esta situación regional global y tienes esta frontera, tienes indispensablemente que hacer muchísimo más para encontrar otras vías de cómo compartir esta responsabilidad. Es lo que llevamos pidiendo tres años, medidas para aliviar una situación insostenible en los países vecinos a Siria como Líbano y Jordania y que den oportunidades a estas personas de encontrar un poco de normalidad y protección para que en su momento, puedan volver a su país pero no destruidos, sin educación, enfermos y desangrados económica, social y personalmente; sino con herramientas", apunta Friz-Prguda.

Se refiere a la necesidad, a su juicio imperiosa, de abrir vías legales de acceso a los refugiados "para poder compartir mejor la responsabilidad colectiva de proteger a estas personas" porque, conforme recuerda, no es un asunto exclusivo de los países vecinos al conflicto "o de unos pocos de buena voluntad", sino colectiva.

Opina que esta debe ser la línea prioritaria en la segunda mitad del año, no sólo por las obligaciones en materia de protección internacional, sino también porque la ausencia de medidas está aproximando el impacto del conflicto en la Unión Europea en términos de "estabilidad, seguridad y desintegración".

"Cualquier gobierno tiene que poder verlo porque está 'escrito en la pared'. Si ves lo que está pasando a la vecindad de Siria y piensas lo cerca que está de Europa, es obvio que necesitamos mucho más diálogo y cooperación entre todos. Es indispensable un compromiso global sobre el reparto de esta responsabilidad", apunta.

ESPAÑA, PASO AL FRENTE

La representante en España incide en que dar un paso al frente en la acogida de refugiados va "en interés de todos", tanto de quienes son partidarios de tener una mayor diversidad en sus sociedades como de quienes no, porque afecta directamente a la estabilidad y la seguridad globales. "Necesitamos encontrar una válvula para estos países y repartir la responsabilidad", señala.

En este sentido, insta a España a jugar un rol importante en la conferencia de Alto Nivel que tendrá lugar en la sede de Naciones Unidas el 19 de septiembre con los refugiados como único orden del día. "Sería necesario que un país tan importante como España, que aún tiene un asiento en el Consejo de Seguridad, asuma cierto liderazgo y responsabilidad y vaya adelante con propuestas concretas, que las tiene", añade Friz-Prguda.

Esa conferencia tiene el objetivo de pactar un paquete de medidas globales que involucre a toda la comunidad internacional comprometida legalmente en materia de asilo y refugio. Para el ACNUR, está claro que el marco legal que existe es válido y aplicable en cualquier caso y lo que falta es "la voluntad política para alcanzar compromisos concretos de reparto de responsabilidades" y después, cumplirlos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin