Sociedad

Las universidades catalanas son tres veces más caras que las gallegas, según csif

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El vicepresidente de CSIF Educación y responsable de Universidad, Ramón Caballero, criticó este lunes la “enorme diferencia de precios públicos que existe entre las universidades públicas españolas en función de la Comunidad Autónoma donde se encuentren. Explicó que si el precio medio del crédito es de 18,36 euros a nivel nacional, la matrícula cuesta el doble en las universidades catalanas, y casi el triple en comparación con las universidades gallegas.

En rueda de prensa, Caballero achacó a los recortes educativos aprobados en 2012 “este disparate de situación a la que hemos llegado”.

“Hasta 2012, el Ministerio fijaba una horquilla de precios dentro de la cual las Autonomías debían moverse, pero tras la aprobación de este Real Decreto, cada región pudo fijar las tasas que considerase oportunas", lamentó.

Así, Cataluña aumentó los precios de sus universidades un 66% y Madrid un 62%. Solo Galicia y Asturias mantuvieron congeladas sus tasas, agregó Caballero.

Posteriormente, Madrid abarató el precio de los grados un 5% (en 2015) y un 10% el de los Másteres. País Vasco fue la única que encareció estos estudios, mientras que Castilla-La Mancha redujo su precio un 43%.

Según Caballero, esta desregulación produjo una “subida descomunal” en las tasas de matrícula, que se vio agravada por la falta de liderazgo del Ministerio de Educación.

A su juicio, el nuevo curso será todavía peor, debido al largo período de Gobierno en funciones”.

PÉRDIDAS DE PERSONAL

“Las universidades españolas también sufren los efectos de este bloqueo político”, prosiguió, tales como problemas de financiación, escasez de planes y recursos para investigación, problemas de consolidación y promoción de colectivos docentes, estancamiento de la oferta de empleo público y ausencia de un estatuto del Personal Docente e Investigador.

En 2016, las Universidades Públicas españolas contaban con un total de 147.770 empleados, de los que 69.464 son funcionarios, 71.205 laborales y 7.101 están recogidos como otro personal. Ello representa una pérdida de 7.711 trabajadores desde 2012.

La plantilla total de Personal Docente e Investigador (entre funcionarios, funcionarios interinos y contratados) cayó un 4,6% en este periodo, pasando de 100.511 trabajadores en enero de 2.012 a 95.868 en enero de 2.016, esto es, 4.643 trabajadores menos.

Las universidades con mayores descensos en su plantilla de PDI fueron Alcalá de Henares (-29,2%; Autónoma de Madrid (-25,4%); Politécnica de Cataluña (-25,2%); Pública de Navarra (-20,1%), y Rey Juan Carlos (-17,1%).

Por otro lado, el Personal de Administración y Servicios cayó un 4,5% entre 2012 y 2016, pasando de un total de 54.370 a 51.902 trabajadores.

La Autónoma de Barcelona fue la universidad que más redujo su plantilla, con un descenso del 29,3%.

Le siguen la universidad de Extremadura (-17,1%), Granada y la Politécnica de Cataluña (ambas con un -15,3%), y la Politécnica de Madrid (-14,9%).

(SERVIMEDIA)

05-SEP-16

AGQ/man

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin