Buscar

Los expertos alertan de los perjuicios causados por los 'atracones' de juguetes por Reyes

EFE
3/01/2017 - 11:32
Más noticias sobre:

Barcelona, 3 ene (EFE).- Los niños deberían recibir juguetes durante todo el año de una manera más repartida y no tan concentrada en las fiestas de Navidad y Reyes Magos, cuando, el 'atracón' de regalos 'empalaga' y desorienta a los menores, que no valoran los obsequios.

Así lo opina la vicepresidenta del Colegio de Pedagogos de Cataluña, María Victoria Gómez, que, en declaraciones a Efe, ha afirmado que "los padres deberían coordinar con el resto de familiares el contingente de juguetes que van a recibir los niños durante las fiestas de la Navidad".

Según esta experta, en caso de "exceso de juguetes, algunos se deberían guardar para más adelante".

De la misma opinión es Javier Tenor de la Serna, propietario junto a su hermano de la cadena de jugueterías Tió Sam, que ha explicado en una entrevista con Efe que "en los países del Norte de Europa la venta de juguetes se escalona durante todo el año", con lo que los niños "reciben juguetes cada dos o tres meses, de una manera equilibrada y compensada".

En los países mediterráneos, el modelo de venta es similar, "se concentra en Reyes y en cumpleaños", según Javier Tenor, mientras que María Victoria Gómez apostilla que "la abundancia de juguetes comporta que los niños se despisten y no valoren lo que reciben".

Los juguetes tradicionales como patinetes, futbolines, pelotas, muñecas lloronas o juegos de plastelina "siguen siendo los que más regalan los Reyes Magos", ha explicado el juguetero.

Javier Tenor ha informado de que, entre los juguetes más promocionados por las grandes compañías licenciatarias, el liderazgo se reparte este año entre los muñecos de la serie de dibujos animados "La Patrulla Canina" y los nuevos héroes del transporte "Super Wings", que vive aventuras descubriendo nuevos lugares y aprendiendo nuevas palabras de diferentes idiomas.

También son muy demandados los juguetes relacionados con Lady Bug, una superheroína encarnada por la estudiante de secundaria Marinette, una chica optimista a quien encanta ayudar a los otros.

Javier Tenor opina que "todos los juguetes tienen un componente pedagógico", aspecto que matiza la pedagoga: "En algunos casos es forzado, y es necesario que los padres valoren la aportación pedagógica de cada juguete".

Por su parte, la profesora de Estudios de Psicología de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Amalia Gordóvil identifica cada tipo de juguetes con aquellas capacidades básicas que ayudan a desarrollar.

La profesora ha puesto como ejemplo los muñecos o marionetas teatrales "que ponen en interacción diferentes roles sociales y permiten ejercitar capacidades tan fundamentales como una buena salud mental, la identificación de emociones y la empatía".

Entre los libros educativos, la profesora destaca "El emocionómetro del inspector Drilo", un manual para ayudar a entender, medir y regular diez emociones básicas a partir de su gran invento, el Emocionómetro.

"Todos los pequeños deben ir trabajando el control sobre el cuerpo propio y la coordinación entre los diferentes miembros", ha explicado la psicóloga, que para este caso recomienda como juguetes más adecuados aquellos en los que los participantes deben adoptar una determinada posición con las manos y los pies sobre un tapiz, que ayudar a reforzar el equilibrio corporal.

Para incidir en movimientos más precisos, en la motricidad fina, Gordóvil recomienda los recortables, los rompecabezas, vestir muñecos o poner o quitar accesorios a los superhéroes como una buena opción para ir ganando habilidad con las manos.

"El calidoscopio, por su parte, ayuda a la coordinación ojo-mano, y los juegos de pelota o saltar a la cuerda a una coordinación ojo-pie", añade la experta.

 Los retos mentales son clave para el desarrollo cognitivo de los niños, y en esta categoría engloba los juguetes que mejoran principalmente la atención, la percepción, el pensamiento, el aprendizaje y la memoria.

Los juegos de mesa o juegos de cartas son representativos porque participan diferentes personas y obligan a "anticipar jugadas y pensar en las consecuencias de cada acción", ha concluido la profesora.