Sociedad

La cnse valora el compromiso del ministerio de sanidad con el desarrollo de la ley de las lenguas de signos espanolas

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) participó este martes en la primera reunión del grupo de trabajo para el desarrollo de la Ley 27/2007 por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas y sordociegas.

El objetivo de este grupo es la elaboración de un reglamento que el Gobierno se ha comprometido a impulsar durante este año, para favorecer una aplicación efectiva de esta ley y que, por tanto, permita que las personas sordas y sordociegas vean materializados sus derechos en todos los ámbitos de la vida.

Según informó la CNSE, durante la reunión, que presidió el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, se puso de relieve la importancia de que sea transversal y su capacidad para desarrollar adecuadamente los Títulos I y II de la Ley 27/2007. "También se propondrán soluciones a las necesidades que plantean las ciudadanas y ciudadanos sordos y sordociegos", añade la confederación.

ACCIONES INMEDIATAS

Entre las acciones más inmediatas destaca la creación de un calendario de trabajo y de un borrador de dicho reglamento. Estos documentos se darán a conocer durante la próxima reunión, prevista para el mes de febrero.

La presidenta de la CNSE, Concha Díaz, valoró positivamente el "firme" compromiso del Ministerio de Sanidad respecto al desarrollo de esta ley que en 2017 cumple 10 años.

Díaz aclaró que ya existía un acuerdo previo con la CNSE para la redacción del reglamento que se materializó en la aceptación por parte del Gobierno de un borrador elaborado por la propia confederación a finales de 2015. También mostró su satisfacción por su reanudación tras el parón electoral de 2016.

Díaz agregó que “debe tratarse de un reglamento útil y práctico que garantice los diversos modos de acceder a la información y la comunicación de todas las personas sordas y sordociegas, y que contemple la identidad lingüística de los usuarios de la lengua de signos en nuestro país, tal y como recoge la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

Por último, Díaz recordó al Ejecutivo la trascendencia que tiene este desarrollo legislativo y la importancia de completarlo durante el presente año. “Gracias a las lenguas, los seres humanos podemos expresar lo que sentimos, sabemos y pensamos, y la lengua de signos no debe ser una excepción”, manifestó.

(SERVIMEDIA)

10-ENE-17

AGO/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin