Buscar

Ingresan a Rosario Porto, la madre de Asunta, tras ingerir una gran cantidad de pastillas

24/02/2017 - 13:03 | 15:15 - 24/02/17
  • Trasladada a un hospital desde el penal de Teixeiro, en A Coruña
  • Cumple prisión tras ser acusada de participar en la muerte de su hija
Más noticias sobre:
Los padres de Asunta. Imagen: EFE

Rosario Porto, la madre de Asunta -la niña que apareció muerta en septiembre de 2013-, ha sido hallada desmayada en su celda de la cárcel de Teixeiro tras ingerir varias pastillas, coincidiendo con el día en que iba a ser trasladada de prisión, para cumplir condena en la de A Lama, en Pontevedra.

Fuentes penitenciarias han confirmado a Europa Press que este jueves le había sido comunicado su traslado a la cárcel de A Lama, un procedimiento habitual en estos casos una vez que la condena es firme. Así, se realizan unos informes que se envían a Instituciones Penitenciarias, que decide la cárcel de cumplimiento.

Las mismas fuentes consultadas por Europa Press han asegurado que no es la primera vez que Rosario Porto actúa de una forma similar cuando "recibe una noticia que no le gusta", y han hecho notar que la ingesta de pastillas ha coincidido con la hora de recuento de presos, en torno a las 8,00 horas de la mañana, con lo que entienden que se trató de una "llamada de atención" y no un intento real de quitarse la vida.

Rosario Porto y su marido, Alfonso Basterra, fueron condenados a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija adoptada, Asunta. 

La muerte de Asunta

El jurado consideró probado, por unanimidad, que tanto Alfonso Basterra como Rosario Porto suministraron de común acuerdo y repetidamente a Asunta, durante al menos tres meses antes de su muerte, un medicamento que contenía lorazepam y que el padre fue el encargado de comprar este fármaco, al menos en tres ocasiones entre julio y septiembre.

Del mismo modo, apoyaron el hecho de que ambos, "puestos de común acuerdo para acabar con la vida de su hija", le suministraron una cantidad tóxica de este medicamento el día 21 de septiembre de 2013 en el transcurso de una comida familiar y que, después de las 18.15 horas, Asunta fue hasta la vivienda de Montouto (Teo) en compañía tanto de Rosario Porto como de Alfonso Basterra.

El veredicto también consideró probado que los acusados "asfixiaron a su hija Asunta" en la vivienda de Montouto en un periodo comprendido entre las 18.33 y las 20.00 horas del 21 de septiembre, aplicándole compresión sobre la boca y la nariz. Finalmente, determinó que fue atada de brazos y piernas en un momento próximo a la muerte con cuerdas plásticas de color naranja y que, cuando falleció, la víctima "no pudo defenderse" porque estaba bajo los efectos del lorazepam.

Asfixia por sofocación

Asunta Basterra falleció entre las 16.00 y las 20.00 horas del día 21 de septiembre de 2013 por asfixia, sofocada con un objeto "blando y deformable", según recoge la autopsia, que determinó también que no había sido agredida sexualmente. En el momento de su muerte, además, tenía en su organismo una dosis "tóxica" de lorazepam -principio activo del Orfidal- que anuló su capacidad de defenderse.

En un momento próximo a su muerte -inmediatamente antes o después- el cuerpo de la niña fue atado y posteriormente trasladado a una pista forestal del lugar de Feros, donde fue "colocado" en el talud de una cuneta. Dos hombres que circulaban por la zona la encontraron pasadas las 1.00 horas del día 22.

Los análisis toxicológicos permitieron determinar que Asunta había sido sedada de forma continuada con dos benzodiacepinas en los tres o cuatro meses anteriores a su muerte, en los que registró varios episodios en los que acudió a clase con síntomas de somnolencia.


Comentarios 1

#1
24-02-2017 / 15:42
Puntuación -1

Pobre mujer, "desesperada" y "arrepentida" por haberse cargado a su hija..... A esta monstruo solo le deseo que sufra, pero que sufra mucho.....