Buscar

Confirmado: ser nombrado presidente de la comunidad de vecinos causa estrés y ansiedad

25/02/2017 - 18:07
Más noticias sobre:

El 50% de los madrileños experimenta estrés y ansiedad cuando le comunican que debe asumir la Presidencia de su comunidad de vecinos, según un estudio.

Así lo pone de manifiesto el 'I Estudio sobre Comunidades de Vecinos', realizado por la plataforma 'online' de comunidades de propietarios Affinis y la empresa G3 Fincas, especializada en administración de fincas.

Según sus resultados, la gran cantidad de problemas que pueden surgir en las comunidades provoca que uno de cada dos vecinos sienta ansiedad cuando le toca asumir la Presidencia.

Los problemas más habituales tienen que ver con el cuidado de las instalaciones comunes (43%), el impago de las cuotas de la comunidad (40%) y la falta de acuerdo a la hora de tomar decisiones conjuntas (36%).

De hecho, uno de los asuntos que más preocupa es el pago de la cuota mensual de la comunidad, que en el 83% de los casos asciende a más de 60 euros al mes. Según el estudio, seis de cada 10 madrileños afirman tener algún vecino moroso.

Las reuniones de vecinos parecen no ser suficiente para resolver estos conflictos y el estudio revela que el 66% de los propietarios reclama una mayor participación en la gestión de su comunidad.

A pesar de que prácticamente la totalidad de las comunidades de vecinos (97%) realizan este tipo de encuentros, las dificultades para su organización hacen que siete de cada 10 comunidades madrileñas las celebren solo una o dos veces al año.

Asimismo, más de la mitad de las comunidades efectúan un seguimiento de los temas vecinales mediante cartas o circulares (58%) y tablones de anuncios (49%), plataformas, según el informe, sumamente rudimentarias que no se ajustan al modo de vida real actual y que impiden la inmediatez en las comunicaciones.


Comentarios 1

#1
25-02-2017 / 19:34
victor
Puntuación 0

Lo que produce estrés es ,aguantar las diatribas de la compañera ."Que tú vales mucho y es el momento"


El flash: toda la última hora