Buscar

La Policía pondrá en marcha Planes Personalizados de Protección para víctimas de violencia de género en varios idiomas

7/03/2017 - 18:13
Más noticias sobre:

La Policía Nacional ha anunciado este martes 7 de marzo la puesta en marcha de los Planes Personalizados de Protección (PSP) para víctimas de violencia de género, en inglés, francés, rumano, alemán y portugués, "para garantizar plenamente sus derechos como víctimas".

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Así lo ha dado a conocer en el marco de la 'Jornada sobre asistencia a las víctimas de violencia doméstica, de género y sexual' celebrada con motivo del Día Internacional de la Mujer y dirigida al Cuerpo Consular acreditado en Madrid, en el Centro Policial de Canillas con la presencia de 70 alumnos --cónsules y encargados de oficinas consulares--.

Según ha avanzado la Policía, portar siempre el teléfono móvil con la lista de números de emergencia, instalar la app AlertCops, llevar fotocopia de las disposiciones judiciales de protección, mejorar las medidas de seguridad en el domicilio, pactar con los vecinos algunas señales o comunicar en el colegio la situación, son algunas de las medidas de autoprotección personalizadas que se incluirán en este plan.

En concreto, ha explicado que la Policía ha aportado al sistema de seguimiento integral de casos de violencia de género (VioGén), que gestiona el Ministerio del Interior, la traducción a cinco idiomas de los ítems que componen estos planes.

De esta forma, el PSP es un plan personalizado que contiene medidas de autoprotección que la víctima debe adoptar y que varía en su contenido en función de la valoración del riesgo. Entre las medidas que se incluyen, la Policía ha destacado llevar siempre un teléfono móvil y tener grabados números de teléfono importantes y de emergencia en un lugar preferente, vinculándolos a teclas de marcación automática y rápida.

Asimismo, ha detallado otras medidas como conocer los derechos que les asisten y recursos que tiene a disposición; instalar la app AlertCops en el móvil; llevar fotocopia de las disposiciones judiciales de protección; adoptar medidas de seguridad en el domicilio, siempre que el agresor lo haya abandonado; informar a los vecinos de más confianza de la situación y pedirles que llamen a la Policía si advierten la presencia del agresor o si oyen gritos o sonidos de un ataque violento.

También se puede acordar diferentes señales con los vecinos para avisar (dos tonos de teléfono, una cortina cerrada, una luz encendida); cambiar el número de teléfono y solicitar a la compañía que no sean incluidos en guías o listados públicos; instalar aplicaciones de bloqueo o grabación de llamadas; no atender llamadas de desconocidos, tener siempre activa la geolocalización.

Del mismo modo, se aconseja informar en el colegio de la situación y de las medidas judiciales en vigor y pedir que si se convoca reuniones de padres no se haga con los dos juntos; o enseñar a los menores medidas de seguridad, a ponerse en contacto con la Policía, planificar una alternativa cuando no puedan usar el teléfono o salir de la habitación si se produce un hecho violento.

Por otro lado, en esta jornada se ha acordado crear un grupo de trabajo Consulados-Policía para estudiar procedimientos de colaboración que permitan prestar una mejor atención a las víctimas de delitos de violencia doméstica, de género y sexual, evitando victimizaciones secundarias.