Sociedad

El 83% de las personas con obesidad pueden desarrollar enfermedad renal crónica

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

El 83% de las personas que tienen obesidad pueden desarrollar enfermedad renal crónica, por lo que la prevención de estos factores de riesgo reducirían el número de enfermos, según la Sociedad Española de Nefrología (SEN) que, junto con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y asociaciones de pacientes, se ha reunido este jueves con la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Riñón que, este año ha puesto el foco en la obesidad, la presidenta de la SEN, María Dolores del Pino; el director de la ONT, Rafael Matesanz; el presidente la Federación Nacional de Asociaciones de Pacientes para la lucha contra las Enfermedades del Riñón (Alcer), José Luis Molinuevo, y la presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (Seden) han mantenido un encuentro con los miembros de esta Comisión presidida por Patxi López para darles a conocer el 'Código Riñón'.

Con este programa han querido dar a conocer la actual situación de la enfermedad para concienciar a los políticos, autoridades sanitarias y sociedad en general de la necesidad de prevenir los factores de riesgo.

A este respecto, la doctora del Pino, aseguró que "queremos informar a los diputados de que la enfermedad renal crónica es un problema de salud. Tenemos una mortalidad y una morbilidad elevadísimas y que son inadmisibles, ya que esta situación se podría mejorar con unas medidas de prevención adecuadas y eso significa Código Riñón".

En cuanto a la obesidad, añadió que más de 600 millones de personas en el mundo son obesas. De hecho, este factor de riesgo es la causa del 15% de los varones y del 24% de las mujeres que tiene enfermedad renal crónica".

Por ello, una dieta adecuada y un poco de ejercicio físico podrían reducir estas cifras. Según datos de la SEN, España es uno de los países europeos con mayor prevalencia de la patología renal, ya que sólo nos superan Francia, Portugal o Bélgica. Las causas están en los hábitos poco saludables y el envejecimiento de la población.

En este sentido, el doctor Rafael Matesanz, explicó que "a partir de los 30-35 años de edad, el riñón va perdiendo un 1% de su función cada año, por lo que cuando se llega a los 70, esta funcionalidad ya está reducida y cualquier agresión adicional como la obesidad puede desencadenar una enfermedad renal crónica".

En cuanto al tratamiento, subrayó que "con datos de enero de 2017, en diálisis hay en España 27.700 pacientes y 32.400 trasplantados. Esto significa que en España hay un 20% de personas más trasplantadas con un riñón funcionante que en diálisis, lo que es una situación única en el mundo. Pero los trasplantes y la diálisis en el resultado del fallo de esa prevención".

Por su parte, Alcer, la asociación que representa a los enfermos renales, considera necesario que las comunidades autónomas adopten medidas para prevenir la enfermedad renal, fomentando estilos de vida saludables en la población, además de aquellas otras que sirvan para detectar la enfermedad en los primeros estadios.

(SERVIMEDIA)

09-MAR-17

ABG/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin