Sociedad

Miles de organizaciones europeas piden un impuesto a las transacciones financieras

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Cerca de 7.000 organizaciones de la sociedad civil y sindicatos de más de 30 países europeos han firmado una carta dirigida a sus respectivos presidentes en la que urgen a redoblar los esfuerzos para poner en marcha un "ambicioso" impuesto a las transacciones financieras (ITF), también conocido como 'tasa Robin Hood'.

La petición ha sido formulada con motivo de la cumbre europea que se celebra este sábado para conmemorar el 60º aniversario del Tratado de Roma, según informó este sábado Salud por Derecho, que es una de las organizaciones firmantes.

Las entidades indican que ese impuesto a las transacciones financieras supondría unos ingresos mínimos de 20.000 millones de euros anuales, el acuerdo final debería llevarse a cabo antes del próximo verano y que la recaudación debería destinarse a partes iguales tanto a atender necesidades sociales como a financiar bienes públicos globales como la salud, la educación y la lucha contra la pobreza y el cambio climático.

"La cita de Roma, en la que se discutirá sobre el futuro de la Unión Europea, es un momento perfecto para que los países que están dentro del mecanismo de cooperación reforzada y que forman parte de la negociación del ITF, manden un mensaje contundente a la ciudadanía poniéndose claramente de su lado en vez del lado de los bancos", aseguró Vanessa López, directora de Salud por Derecho.

El pasado lunes tuvo lugar una reunión técnica de los 10 ministros de Finanzas de los países participantes en el mecanismo de cooperación reforzada en un intento por impulsar el impuesto. El compromiso sobre la mesa, que exime a los fondos de pensiones belgas del impuesto, fue aprobado por la mayoría de los participantes.

Salud Por Derecho apuntó que, "para Eslovaquia y Bélgica, acusadas de bloquear deliberadamente las negociaciones, es el momento de la verdad", puesto que tienen hasta mayo para adoptar el ITF o dejar las negociaciones.

"Al ser un proyecto de cooperación reforzada, el ITF necesita el apoyo de al menos nueve países de la UE. Si Bélgica y Eslovaquia deciden no ratificar, todo el acuerdo fracasará. Y si esto sucede, tendrán que asumir la responsabilidad de torpedear un proyecto apoyado por la gran mayoría de los ciudadanos europeos", concluyó López.

(SERVIMEDIA)

25-MAR-17

MGR/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin