Sociedad

El jefe de la UCI pediátrica del Gregorio Marañón dimite por la falta de camas

  • Denuncian la carencia de una unidad donde trasladar a los niños
  • La situación ha sido denunciada a través de un blog creado por médicos
El hospital Gregorio Marañón. Imagen: Nacho Martín.

Ángel Carrillo, el jefe de la UCI pediátrica del Hospital Infantil Gregorio Marañón, que llevaba más de 30 años en el puesto, dimitió la semana pasada debido a la carencia de una unidad donde trasladar a los niños que necesitan cuidados especiales tras las operaciones.

La situación ha sido denunciada a través de una entrada de blog escrita por el doctor Javier Urbano Villaescusa, en nombre del Servicio de Cuidados Intensivos del Gregorio Marañón, en la que se asegura que la dimisión de Carrillo se ha producido porque "no ha podido desarrollar su trabajo en condiciones debido a los recortes del centro médico", que no cuenta con camas suficientes para tratar a los niños tras un posoperatorio.

"Niños de 2, 4 ó 6 meses han ingresado en la unidad neonatal. Otras veces a los niños mayores, recién operados de escoliosis, les han llevado desde el quirófano a la UCI de adultos en UVI móvil, por la calle, y otros pacientes se tienen que derivar a otros hospitales", denuncia el blog.

Además, también informan de que la situación está provocando enfrentamientos entre los propios compañeros de hospital: los cirujanos no conocen las previsiones de operación y los anestesistas "se preguntan cada mañana si podrán anestesiar a sus pacientes".

Se han presentando planes de ampliación, pero en todos los casos han sido denegados. Los médicos del Hospital Gregorio Marañón piden una unidad de cuidados intermedios para tratar a los pacientes crónicos y atender postoperatorios cortos también.

La Consejería de Sanidad, por su parte, ha querido restar importancia al asunto alegando que en realidad Carrillo iba a jubilarse en julio y que la acumulación de días libres y vacaciones correspondientes le ha permitido retirarse con antelación.

Para paliar esta situación, algunos medios publican que el hospital Gregorio Marañón reformó una unidad de recuperación postanestésica para solucionar la lista de espera de las cirugías leves, pero los médicos del centro señalan que ésta no es la solución al problema, "ya que allí no pueden ingresar los niños que requieren cuidados intensivos, ni los pacientes crónicos o con patología médica". El hospital ha evitado hacer declaraciones al respecto, al menos por el momento, a este diario.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Juan
A Favor
En Contra

Para estas cosas NO hay dinero ni tampoco se puede conseguir pero para tonterías y que algunos se lo lleven calentito si.

Puntuación 6
#1