Sociedad

Al menos 2,7 millones de niños viven en instituciones de acogida en el mundo, según unicef

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Cerca de 2,7 millones de niños viven acogidos en instituciones en todo el mundo y esta cifra es "probablemente sólo la punta del iceberg" porque hay muchas carencias en la recopilación de datos y la exactitud de los registros oficiales en la mayoría de los países, según señaló este jueves Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

Unicef aporta cifras de 140 países en un estudio publicado en la revista 'Child Abuse&Neglect'. Europa central y del este tienen las mayores tasas del mundo, con 666 niños de cada 100.000 viviendo en instituciones, más de cinco veces más que la media mundial (120 niños por cada 100.000). Los países industrializados y Asia oriental y la región del Pacífico ocupan el segundo y tercer lugar, con 192 y 153 niños por cada 100.000, respectivamente.

"Con la acogida en orfanatos o instituciones, los niños que ya son vulnerables debido a la separación familiar están en un mayor riesgo de sufrir violencia, abusos o daños a largo plazo en su desarrollo cognitivo, social y emocional", explica Cornelius Williams, director asociado de Protección Infantil en Unicef, quien añade: "La prioridad es evitar la acogida institucional y mantenerlos con sus familias, especialmente en los primeros años".

El estudio de Unicef destaca que muchos países siguen careciendo de un sistema funcional para recoger cifras exactas del número de niños en situaciones de cuidado alternativas y sus cifras oficiales sólo recogen una pequeña parte del número real de niños que viven en instituciones y a menudo los que están en centros privados no se registran.

"Es fundamental que los gobiernos tengan listados exactos y completos de todas las instalaciones de acogida y también que hagan recuentos regulares de los niños que viven en ellas para ayudar a fortalecer los registros oficiales", afirma Claudia Cappa, especialista en estadística de Unicef y coautora del estudio, que apunta que "así seremos capaces de medir el alcance del problema y trabajar con los gobiernos para dar una respuesta eficaz".

La investigación refleja algunos de los principales factores que causan el ingreso en centros, como la desintegración familiar, problemas de salud, discapacidad, pobreza o un acceso deficiente o desigual a los servicios sociales.

Unicef instó a los gobiernos a reducir el número de niños en instituciones mediante la prevención de la separación familiar cuando sea posible y la búsqueda de casas en entornos familiares, como hogares de acogida, y subrayó que se necesita una mayor inversión en programas familiares basados en la comunidad.

(SERVIMEDIA)

01-JUN-17

MGR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin