Sociedad

La Policía Nacional abandona la comisaría del intercambiador de Sol por calor

  • Las altas temperaturas les impiden trabajar
Imagen: archivo

La Policía Nacional ha dejado de estar en el intercambiador de transportes de Sol (con Metro y Cercanías) porque las altas temperaturas que se registran en las instalaciones sobre todo en verano les impiden trabajar en buenas condiciones.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han explicado que las condiciones no son saludables para los agentes, por lo que se cierra el trabajo de oficina. Sin embargo, esto no afectará al servicio que se efectúa en la red de Metro.

Esta comisaría de la Brigada Móvil de Madrid se abrió en el intercambiador Sol-Cercanías en febrero de 2010, pocos meses después de que se inaugurara la nueva estación de Cercanías, con la finalidad de incrementar la seguridad de los 52.000 viajeros que cada día pasan por estas instalaciones.

Son unas instalaciones de 800 metros cuadrados divididos en dos plantas que acogían hasta ahora las dependencias de la Jefatura del Sector Móvil y del Grupo Operativo de Metro. También disponen de una Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC) en las que se atendía a las diferentes necesidades de los usuarios.

Por otro lado, contaba con calabozo y se instaló una cabina telefónica dotada de cuatro teclas -para castellano, inglés, francés y alemán, especiales que contactan automáticamente con el número de denuncias telefónicas y redirigen la llamada al operador del idioma correspondiente.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments