Buscar

Los indígenas se enfrentan ahora a más desafíos que hace una década, según la onu

9/08/2017 - 8:22

- Este miércoles se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Los pueblos indígenas del mundo se enfrentan actualmente a "enormes desafíos", una década después de la adopción de la histórica Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, por lo que los Estados deben "convertir las palabras en acción" para poner fin a la discriminación, la exclusión y la falta de protección de estas comunidades.

Así lo aseguran la presidenta del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas, Mariam Wallet Aboubakrine; la relatora especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuzel, y el Mecanismo de Expertos de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en una declaración conjunta con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemora este miércoles.

Estos expertos recuerdan que la Asamblea General de la ONU adoptó hace 10 años la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas como el instrumento internacional de derechos humanos más completo para estas comunidades y tras dos décadas de negociaciones.

En la declaración conjunta, recogida por Servimedia, indican que el texto "se presenta hoy como un faro de progreso, un marco para la reconciliación y la referencia de los derechos", pero añaden: "Una década después, tenemos que reconocer los grandes desafíos que persisten. En demasiados casos, los pueblos indígenas se enfrentan a violaciones de derechos aún mayores que hace 10 años".

"NORMAS MÍNIMAS"

En este sentido, recalcan que "los pueblos indígenas siguen sufriendo el racismo, la discriminación y el acceso desigual a los servicios básicos, incluida la atención sanitaria y la educación", y se enfrentan a "desafíos particularmente agudos debido a la pérdida de sus tierras y derechos sobre los recursos, que son pilares de sus medios de subsistencia e identidades culturales".

Además, indican que "las mujeres indígenas se enfrentan a una doble discriminación", tanto por su etnia como por su género, de manera que, "con frecuencia, son excluidas de los procesos de decisiones y los derechos a la tierra, y muchas sufren violencia".

"Muchos Estados aún no reconocen a los pueblos indígenas y, en particular, las mujeres y los jóvenes indígenas siguen careciendo de reconocimiento oficial y de participación política directa. Incluso en los Estados donde las leyes están en vigor, la Declaración no ha sido plenamente implementada", lamentaron.

Por tanto, los expertos de la ONU piden que se cumplan unas "normas mínimas para la supervivencia, la dignidad y el bienestar de los pueblos indígenas del mundo", tal y como se recoge en la declaración, entre ellas el derecho a la identidad, el idioma, la salud, la educación y la autodeterminación, junto con el deber de los Estados de consultar y cooperar con los pueblos indígenas para obtener su consentimiento libre, previo e informado antes de adoptar y poner en marcha medidas que puedan afectarles.

MÁS DE 370 MILLONES DE PERSONAS

Por otro lado, alrededor de 370 millones de personas en todo el mundo pertenecen a pueblos indígenas, lo que representa más de un 5% de la población mundial y el 15% de los pobres del planeta, según Manos Unidas.

Las estadísticas oficiales indican que esas personas están repartidas en más de 70 países y hablan más de 5.000 lenguas (el 75% de los idiomas conocidos), pero se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables, ya que constituyen un 15% de los pobres del mundo y representan un tercio de las personas que viven en extrema pobreza en áreas rurales.

Manos Unidas recuerda que "la cultura y los conocimientos de los pueblos indígenas han contribuido de manera determinante a la historia de la humanidad", pese a que desde hace siglos "sufren rechazo, discriminación, abusos, invisibilización y desplazamientos forzosos".

Por último, la ONG Alianza por la Solidaridad señala que el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre Pueblos Indígenas y Tribales, adoptado en Ginebra (Suiza) en 1989, sólo ha sido ratificado por 22 países.

Entre los pocos países que lo han ratificado se encuentra España, donde está en vigor desde septiembre de 2009. No obstante, Alianza por la Solidaridad indica que las autoridades españolas no exigen que las empresas de este país cumplan este requisito para iniciar sus negocios e inversiones en zonas indígenas del resto del mundo, pese a que su presencia puede generar graves conflictos sociales.

(SERVIMEDIA)

09-AGO-17

MGR/AGQ/caa

Contenido patrocinado

Otras noticias