Sociedad

Maroto: "PP votará sí a cualquier iniciativa parlamentaria basada en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género"

El vicesecretario Sectorial de Política Social del PP, Javier Maroto, ha explicado este miércoles que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género contempla un bloque amplio de medidas legislativas y por tanto, puede empezar a rodar en el momento en que estas se pongan en marcha. En este sentido, ha asegurado que "el PP se compromete a votar siempre que sí a esas modificaciones, da igual quien las presente".

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

"La ejecución (del pacto) es del primero que quiera llevarlo al Congreso y allí estarán nuestros votos para aprobarlo. El compromiso de todos es apoyar al grupo que lo lleve o al Gobierno, si es el autor de la iniciativa"; ha señalado durante un coloquio en el Club Siglo XXI junto a la secretaria de Igualdad en el PSOE, Carmen Calvo; la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes; y la diputada de En Marea, portavoz adjunta de Igualdad y Vicepresidenta de la Comisión de Igualdad Ángela Rodríguez.

Conforme ha señalado, el Pacto tiene tres partes fundamentales y una de ellas son las mencionadas reformas legislativas, mientras las otras dos son el trabajo con las comunidades autónomas y los ayuntamientos y los recursos económicos. "El Gobierno, de acuerdo con los partidos, lo que va a hacer es llamar a los presidentes de las comunidades autónomas y esperemos que no dejen la silla vacía y podamos pactar qué medidas es necesario implantar, y habrá recursos para ellos. De la misma manera con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)", ha apuntado.

En cuanto a los recursos económicos, Maroto, para quien la cantidad prevista en el pacto es "alta" pero "es la de consenso", ha afirmado que el Gobierno "tiene presupuesto específico en la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y en otros ministerios". "La ejecución de esas partidas (previstas en el pacto) ayudará aunque también sin presupuestos (generales del Estado) habrá recursos económicos para esto", ha asegurado.

Durante el debate, los distintos ponentes han explicado la posición de sus grupos durante la negociación del Pacto y han coincidido en poner en valor que se haya logrado un acuerdo aunque para todos sea de "mínimos". En el caso del PSOE, Carmen Calvo ha afirmado que el partido está en el consenso "por responsabilidad" aunque "con realismo" y porque "esta es la situación más grave que debe afrontar la agenda política de este país".

"No es el pacto que nos gustaría y no esperamos la panacea, pero hemos estado en este pacto y vamos a exigir su cumplimiento porque no hay nada más grave, más urgente y más indecente para una sociedad democrática que lo que tiene que soportar la mitad de la población", ha sentenciado.

Para Patricia Reyes, sorprendió la "reticencia a incluir otras violencias en la Ley de Violencia de Género", tema que se abordó durante los trabajos de la subcomisión parlamentaria, en "los grupos mayoritarios". "Hay muchas medidas incluidas en la ley que se podían aplicar por ejemplo, a la violencia sexual", ha apuntado, para incidir en que en este ámbito de la violencia sexual y el acoso "queda mucho por hacer".

La diputada de la formación naranja ha incidido además en que "este pacto lleva unos presupuestos y el Gobierno se ha comprometido a invertir para poner en marcha las medidas que están ahí. Si no hay presupuesto, no se va a poder poner en marcha el pacto con lo cual, todos deberíamos aprobarlos y pactarlos para que se pueda poner en marcha cuanto antes".

Por su parte, la diputada de En Marea Ángela Rodríguez, ha explicado por qué su formación decidió abstenerse en la votación del pacto. "Nos parece estupendo, pero claramente insuficiente", ha señalado, para detallar algunas de las cosas "que no están" como la violencia sexual: "Si me viola mi marido, puedo acudir a todo tipo de servicios asistenciales que me van a ayudar a repararme como víctima, pero si me viola mi hermano, la situación es diferente, ya no tengo esos recursos", ha lamentado.

A su juicio, "también se han quedado fuera las garantías de que este pacto se lleve a cabo". "Hay una exigencia por parte del Congreso al Gobierno: 'Nos hemos puesto de acuerdo en esto y cuesta este dinero'. Aún no tenemos ese dinero sobre la mesa ni los Presupuestos Generales del Estado aprobados y no hay 1.000 millones para estas medidas, esto no funciona así", ha apostillado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin