Buscar

La Fundación GoodJob forma a quince personas con discapacidad en un curso de atención sociosanitaria

31/01/2018 - 17:05
Más noticias sobre:

La Fundación GoodJob ha finalizado la primera promoción del curso de Certificado de Profesionalidad en 'Atención Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales', con el que la fundación ha permitido que 15 personas con discapacidad se formen gratuitamente de cara a convertirse en profesionales especializados, según ha informado la organización.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

En este sentido, GoodJob estima que cerca del 60% de los alumnos del curso, una vez finalizadas las prácticas, serán contratados por el Centro Especial de Empleo de la Fundación por un período mínimo de seis meses, con el objetivo de que posteriormente pasen a formar parte de la plantilla de diferentes empresas del sector.

Además, el curso de Atención Sociosanitaria ha tenido una duración de 370 horas de clases, realizadas en la Residencia Asistida San Camilo de Tres Cantos, que se completarán con 80 horas de prácticas en diferentes entidades y empresas.

El curso tiene como objetivo capacitar al alumnado para atender a personas dependientes en el ámbito sociosanitario en una institución, por ejemplo en residencias para la tercera edad, mediante la aplicación de estrategias diseñadas por el equipo competente y los procedimientos para mantener y mejorar su autonomía personal y sus relaciones con el entorno.

"Las personas que presentan una discapacidad conocen por experiencia propia o que supone depender e otras personas en algunos ámbitos o en algunos momentos, por lo que tienen más capacidad para empatizar con una persona dependiente", ha señalado una de las profesoras del programa, Isabel Pérez, quien ha destacado que las actitudes "más relevantes" para desarrollar adecuadamente el cuidado de personas dependientes son "fáciles de encontrar y de trabajar en las personas con discapacidad".

Por su parte, uno de los alumnos, Colman Ferrer, ha destacado que cada día le "llena" más el "atender, servir, ayudar a personas dependientes y con demás discapacidades" para, a su juicio, hacerles la vida un poco mejor cada día. "Ahora me siento mejor preparado para mi trabajo en este sector", ha añadido.

"Tenemos que comprender que el más importante reto para las personas con discapacidad es poder realizar actividades dentro de un ámbito social (en este caso, formativo y laboral) normalizado, pues se sienten integradas en una sociedad inclusiva que respeta la diversidad y asegura con las necesarias adaptaciones que todas las personas participen equitativamente en los diferentes ámbitos sociales", ha concluido Isabel Pérez.