Sociedad

España es el país de la UE donde las madres tienen el segundo hijo más tarde, según un estudio

España es el país de Europa en el que las mujeres dan más tarde a luz a sus segundos hijos, según datos de Eurostat analizados por Funcas Focus on Spanish Society en un documento en el que incide en que las mujeres españolas retrasan cada vez más la maternidad.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Destaca en esta línea que menos de cuatro de cada 10 niños nacidos en 2015 en España tenían ya un hermano o una hermana mayor y la media de edad de sus madres era de 33,1 años, 1,3 más que entre el conjunto de las europeas.

El retraso en la edad de maternidad comenzó a agudizarse en 2008, cuando de media, las primerizas tenían 29,3 años, frente a los 30,7 del año 2015. Sólo Italia supera a España en este sentido, con 30,8 años de edad media para tener el primer hijo.

En paralelo, las prestaciones sociales dirigidas a cubrir específicamente las necesidades de familias y niños se mantienen comparativamente bajas en España, donde se destinan a estos conceptos entre 200 y 400 euros por habitante frente a los 1.500 euros de los países nórdicos, o los entre 800 y 1.200 que emplean las administraciones en Bélgica, Francia, Irlanda y Alemania.

"No existe una relación directa entre prestaciones para familias e hijos, por un lado, e índices de fecundidad, por otro, pero en las familias de doble ingreso -el modelo dominante entre las familias jóvenes en Europa- el apoyo público a través de prestaciones puede convertirse en un importante incentivo para tener hijos", señala el estudio.

Por otro lado, de acuerdo con los datos analizados en Focus on Spanish Society, prestaciones sociales similares para familias e hijos no implican decisiones similares en relación al cuidado de los niños. Por ejemplo, en 2016, casi la mitad de los niños de 0 a 3 años (48%) residentes en Suecia eran cuidados solamente por sus padres, mientras que en Dinamarca la proporción era significativamente menor (29%), países estos con elevadas prestaciones.

Entre Francia y Alemania se observan diferencias análogas. Aunque sus respectivos Estados dedican importes medio-altos (en euros por habitante) a la protección social de las familias y los hijos menores. Mientras, en Alemania, seis de cada 10 niños de entre 0 y 3 años estaban al cuidado únicamente de sus padres, mientras que en Francia el porcentaje era significativamente inferior (39%). En España, el porcentaje de niños menores de 3 años bajo el cuidado único de sus padres era del 47%, coincidiendo con la media europea.

"Las diferencias internacionales resultan destacables cuando se fija la atención en aquellos niños pequeños que reciben cuidados formales. Mientras que en algunos países la principal fuente de financiación de estos servicios de cuidado infantil es el Estado, en otros son los hogares", expone Funcas.

Así, por ejemplo, en Suecia y Dinamarca la cobertura de los gastos para el cuidado no familiar de los niños menores de 3 años corresponde por completo al Estado. "En cambio, en España, el porcentaje de niños menores de 3 años que reciben servicios de cuidado financiados por el Estado es solo del 6%", concluye.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin