Buscar

El reciclaje de vidrio bate un nuevo récord en españa, con 64 envases por persona al año

19/04/2018 - 11:38

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

El reciclaje de residuos de envases de vidrio alcanzó el año pasado récord históricos en España, puesto que los ciudadanos depositaron 789.235 toneladas en los iglús verdes, lo que equivale a una media de 16,9 kilos y 64 envases por persona, y supone las cifras más altas desde que en 1998 entrara en vigor la Ley de Envases y Residuos de Envases.

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de vidrio en España desde 1998, presentó este jueves en una rueda de prensa en Madrid los resultados de la actividad de esta entidad correspondientes a 2017.

Antes de la rueda de prensa, la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, visitó la exposición '20 añacos del reciclaje de envases de vidrio', instalada en el Lucernario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Núñez-Lagos destacó que hace dos décadas llegó a España un modelo de reciclaje de envases de vidrio inspirado en otros países de Europa basado en el contenedor verde, la colaboración público-privada entre envasadores y administraciones públicas, y "la corresponsabilidad de todos", todo ello con el fin de "conseguir beneficios medioambientales".

El primer contenedor se estrenó en 1982 en el barrio de Moratalaz (Madrid). El entonces alcalde de la capital, Tierno Galván, depositó la primera botella de vidrio y habló de educación y colaboración ciudadana y de la necesidad de evitar el desperdicio de los recursos.

El reciclaje de vidrio aumentó paulatinamente desde las 262.961 toneladas de 1998 (6,6 kilos por persona) hasta la llegada de la crisis económica, puesto que en 2008 hubo 716.204 toneladas recicladas (y 15,5 kilos per cápita), y esta actividad descendió entre 2009 y 2011, para experimentar después seis años consecutivos de incremento sostenido.

Con respecto a 2017, las 789.235 toneladas recicladas equivalen una subida del 4,9% respecto a 2016, así como 0,7 kilos y dos envases más por ciudadano. "Cada año la ciudadanía apuesta por este modelo que se puso en marcha hace 20 años, que funciona muy bien", apostilló Núñez-Lagos.

BALEARES, DONDE MÁS SE RECICLA

Por comunidades autónomas, continúan las disparidades debido, según Núñez-Lagos, a que unas comenzaron a reciclar antes que otras, la influencia del turismo y el diferente nivel de conciencación ciudadana y de los ayuntamientos.

Baleares es la región que más recicla (38,8 kilos por habitante), seguida del País Vasco (26,8), La Rioja (27,2), Navarra (25,1) y Cataluña (20,0). Cierran el ranking Extremadura (7,4), Andalucía (12,3), Comunidad de Madrid (13,5) y Castilla-La Mancha (13,9). "En España se recicla más en la zona norte que en la zona sur. Estas diferencias muestran que todavía podemos crecer mucho más", sentenció Núñez-Lagos.

Por otro lado, Núñez-Lagos indicó que Ecovidrio calcula que la tasa reciclaje a través del contenedor verde sumado a los residuos reciclados a través de otras fuentes (plantas de tratamiento de residuos y operadores privados) se elevó al 73% en 2017, es decir, más respecto al 70,4% de 2015 que figura como último dato oficial del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Con ello, España se situaría más de 10 puntos por encima de las exigencias que marca la UE (60%).

La tasa de reciclado ha evolucionado del 31% de 2000 al al 41% de 2004, el 60% de 2008, el 70% de 2015 y el 73% de 2017. "Estamos muy orgullosos porque es una labor de todos, pero no nos sentimos complacientes. Estamos comprometidos a que en España se recicle el 100% de los envases de vidrio", apostilló Núñez-Lagos.

El año pasado se instalaron más de 6.200 nuevos iglús verdes en la calle (un 3% más que en 2016) hasta llegar a 218.146 contenedores, de manera que el ratio llegó a uno por cada 213 habitantes y facilita el reciclado de vidrio.

BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES

Las cifras de reciclaje de vidrio durante el año pasado se traducen en beneficios medioambientales como evitar la emisión de 550.000 toneladas de CO2 a la atmósfera (es decir, retirar casi 134.7000 coches de la circulación durante un año) y la extracción de 983.745 toneladas de materias primas (casi tres veces el peso del Empire State Building de Nueva York), así como el ahorro de 1.821.449 megavatios-hora de energía (el consumo eléctrico doméstico de cinco meses en la ciudad de Madrid).

Por otra parte, Núñez-Lagos recordó que Ecovidrio puso en marcha en 2016 un plan estratégico que se prolongara hasta 2020 con el que prevé destinar 330 millones de euros en inversiones, instalar 30.000 contenedores nuevos, distribuir 115.000 cubos a hoteles y restaurantes, e invertir 33 millones en sensibilización ciudadana.

Núñez-Lagos indicó que la hostelería en España genera casi el 50% de los residuos de envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado y que Ecovidrio cuenta actualmente con 39 servicios 'puerta a puerta' que permiten la recogida de residuos de vidrio, la entida hizo 60 visitas al día a numerosos locales y repartió más de 11.000 cubos especiales a profesionales del sector.

Indicó que desde Ecovidrio se muestran "muy orgullosos" con el acuerdo alcanzado en mayo del año pasado con el Ayuntamiento de Madrid, que ha permitido la instalación de 605 nuevos contenedores, el servicio 'puerta a puerta' en tres distritos (Centro, Salamanca y Vallecas) y un crecimiento del 7% en la recogida selectiva de envases de vidrio en la Comunidad de Madrid.

Además, Ecovidrio incrementó en un 11% la recogida de envases en 80 localidades costeras con la participación de unos 6.300 establecimientos hosteleros, a los que se ha dotado de 710 contenedores y 3.000 cubos.

Ecovidrio puso en marcha el año pasado en 315 campañas de sensibilización para promover el reciclaje por parte de niños, jóvenes y la sociedad en general, y estuvo presente en 283 campañas locales (fiestas, festejos populares y festivales). Además, llegó a más de 360.000 escolares y más de 57.000 hogares tienen ya un 'miniglú' verde.

Por último, Núñez-Lagos comentó que Ecoviedrio solicita "objetivos de reciclado ambiciosos", una mejor definición de los roles y las responsabilidades de ciudadanos, la hostelería y las administraciones públicas, un "marco regulatorio estable y homogéneo" porque algunas comunidades autónomas se plantean cambiar el modelo de reciclaje, y la "corresponsabilidad" de los gobiernos locales con medidas complementarias y el cumplimiento de las ordenanzas municipales.

(SERVIMEDIA)

19-ABR-18

MGR/gja