Buscar

El Defensor del Pueblo andaluz aboga por que "las políticas de integración fomenten la convivencia entre grupos étnicos"

8/12/2008 - 15:21

El Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, "pidió calma y tranquilidad", en alusión a la reyerta acontecida esta pasada noche en la localidad almeriense de La Mojonera, que se cobró la víctima de un subsahariano, "porque ya ha intervenido la Policía y hay detenidos", si bien insistió en "la necesidad de intensificar" las políticas de integración para que "fomenten la convivencia entre los distintos grupos étnicos existentes en Andalucía".

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

En declaraciones a Europa Press, Chamizo destacó que el problema de fondo que subyace a estos incidentes es "la situación de pobreza en que vive la gente y la lucha por un puesto de trabajo", que ha llegado a derivar en enfrentamientos "terribles y desagradables" como el sucedido en La Mojonera.

Por ello, abogó por "el impulso de las políticas de integración entre los españoles con los ciudadanos que vienen de otros países, y también entre los distintos grupos étnicos en Andalucía".

En este sentido, hizo especial hincapié en el caso almeriense, ya que, "pese a no tratarse de una tierra de dificultades, su porcentaje de inmigración es el mayor que de toda la comunidad autónoma", según puso de manifiesto el Defensor.

Por último, Chamizo estimó que "habrá que intensificar" las políticas de inmigración adoptadas por la Administración para que contemplen también esta otra dimensión, la referente a la "convivencia entre los diversos grupos étnicos", insistió.

UN SUBSAHARIANO MUERTO

Un subsahariano murió esta anoche apuñalado en un enfrentamiento con varios marroquíes en la localidad de La Mojonera (Almería) donde, tras este incidente, se quemaron varios vehículos y contenedores, según informaron a Europa Press fuentes de los bomberos de Poniente.

El altercado tuvo lugar cerca de la plaza Príncipe Felipe, donde el fallecido y tres ciudadanos marroquíes se pelearon por causas que aún se desconocen. En esta reyerta, el subsahariano recibió una puñalada que le causó la muerte.

Tras el homicidio, varios vehículos y contenedores de las calles Infanta Cristina y Solera fueron incendiados, además de dañar un establecimiento que podría estar regentado por magrebíes.


Contenido patrocinado

Otras noticias