Sociedad

Salud. la contaminación medioambiental puede descompensar la epoc y causar asma

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La contaminación medioambiental puede causar descompensaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y del asma, además de poder ser causante de esta última, según un estudio publicado en 'Archivos de Bronconeumología', la publicación científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). de ambas patologías, consultas a urgencias y más ingresos hospitalarios, tal y como indica la asociación.

La partículas contaminantes en la atmósfera se asocian a un aumento de la aparición de síntomas, agudizaciones, indica el estudio.

Separ analizó la asociación entre los picos de contaminación atmosférica y las hospitalizaciones por EPOC. Para ello, recopiló datos diarios de los ingresos hospitalarios por EPOC en el Hospital Marqués de Valdecilla, de Santander, durante ocho años (de 2003 a 2010), así como de los contaminantes atmosféricos y de las variables meteorológicas, gracias a información suministrada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Posteriormente, elaboró un modelo de correlación para evaluar los efectos de los contaminantes en las urgencias por EPOC.

Tal y como indica la sociedad en nota y según el trabajo, el 44% de las visitas a urgencias por EPOC corresponden a personas mayores de 44 años y un 50% a mayores de 74 años. Las conclusiones señalan que cuanta más concentración de partículas dañinas había en la atmósfera, más descompensaciones y urgencias de pacientes con esta enfermedad hubo. Algunos investigadores afirman que entre todas las afecciones respiratorias la EPOC tiene la mayor correlación con la contaminación atmosférica y su incidencia, según este trabajo.

"La composición del material particulado varía en función de su origen (urbano, industrial y de tráfico) y su procedencia geográfica, por lo que "ante pacientes con EPOC que vivan en zonas urbanas es esencial integrar el nivel de PM10 -partículas dañinas- que hay en el aire para su control y seguimiento", pero, para aplicar medidas preventivas, no solo bastará con medir la concentración de PM10, sino que también será "concluyente cuál es el origen y la trayectoria seguida por los aerosoles que determinan esa concentración", señala esta investigación.

Por este motivo, "la comunidad médica recuerda a las autoridades sanitarias que deberán tenerlo en cuenta para seguir mejorando la calidad del aire, especialmente en núcleos urbanos".

En el mundo hay 235 millones de personas asmáticas (lo que supone entre el 8 y 10% de la población mundial) y 251 millones con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España, hay 3 millones de afectados por el asma y 2,1 millones por la EPOC.

(SERVIMEDIA)

14-MAY-18

ARS/man

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin