Sociedad

Unicef pide priorizar el bienestar de los menores que viajan en el Aquarius

Madrid, 15 jun (EFE).- Unicef ha pedido hoy que la atención a los menores sea la prioridad en las actuaciones de acogida del barco Aquarius, que llegará a Valencia el próximo domingo por la mañana.

En el buque hay 123 niños, 60 de los cuales viajan solos (52 niños y 8 niñas) y Unicef ha recordado en un comunicado que son los más "vulnerables a la trata de personas o a la explotación sexual".

"España tiene la oportunidad de realizar una acogida acorde con el enfoque de la infancia, que priorice por encima de todo el bienestar de todos y cada uno de los niños que viajan en estos barcos", ha indicado director ejecutivo de Unicef Comité Español, Javier Martos.

La agencia de la ONU ha pedido que los menores cuenten con apoyo psicológico y asistencia sanitaria y que los niños no acompañados tengan acceso inmediato a servicios de protección y asesoramiento jurídico especializado.

Unicef ha hecho varias recomendaciones para atender a los menores del Aquarius: no separarlos de sus familias o de las personas con quienes tengan vínculos afectivos y que sean atendidos por mediadores culturales que sean capaces de evaluar el interés superior del niño, especialmente si tienen necesidades específicas de protección internacional o de víctimas de trata.

Además, ha solicitado que en la primera acogida se ubique en zonas separadas de los adultos a los menores no acompañados, las mujeres con bebés, los niños pequeños y las embarazadas.

"Estas 629 personas llegan a España tras pasar varios días de incertidumbre en altamar en condiciones difíciles. Las rescataron cuando huían de la pobreza o de los conflictos que asolan sus países. Van a llegar exhaustos y nos preocupa especialmente el estado en el que pueden encontrarse los niños, los bebés y las mujeres embarazadas", ha destacado Unicef.

Desde la Fundación Raíces también se ha reclamado que se tenga en cuenta "la especial vulnerabilidad" de los niños que viajan solos en el Aquarius.

La organización le ha recordado al Gobierno que los menores que llegarán a Valencia no acompañados se encuentran en situación de desamparo y por tanto deberán ser tutelados de manera inmediata por el estado.

Además, ha instado a que se designe un abogado independiente para cada menor y ha pedido que no se hagan pruebas médicas de edad de manera sistemática y que no se separe a los niños de sus hermanos o familiares.

En un comunicado, Aldeas Infantiles SOS ha subrayado que los inmigrantes menores no acompañados suelen encontrar "desamparo y peligro" a pesar de que el derecho internacional les otorga una protección especial.

Esta ONG ha insistido en que las autoridades de los países receptores de refugiados tienen la obligación de garantizar el registro, la atención y la protección de los niños, evitando así que se conviertan en víctimas de la trata, la explotación y el abuso.

"Proteger a los niños necesitados es una obligación, incluso según el derecho internacional, que no puede estar sujeta a negociación", ha dicho el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin