Sociedad

Inmigración. el defensor del pueblo, muy preocupado por los menores sin escolarizar y en 'situación de calle' de melilla

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

El defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, expresó su preocupación por la situación de un grupo de menores hijos de inmigrantes en situación irregular en Melilla que no están escolarizados, así como por los menores no acompañados que vagan por las calles de la ciudad autónoma.

El Defensor se interesará por la situación de estos niños durante la visita a Melilla y a Ceuta que comienza este lunes, según informó la institución. Durante la estancia, Fernández Marugán se entrevistará con representantes de la Administración y de la sociedad civil de ambas ciudades, y visitará los CETI y su perímetro fronterizo.

Según los informes recibidos en la institución, en Ceuta la situación de los pequeños ha mejorado, gracias en parte al programa de la ciudad autónoma y de la Universidad de Málaga para atajar las causas que llevan a estos menores a la calle.

En cambio, los escritos recibidos desde Melilla reflejan que la realidad de los niños que vagan por sus calles es más preocupante, aunque el Defensor manifestó su esperanza de que el programa anunciado por la ciudad autónoma dé resultados en breve.

Los problemas en la documentación de la residencia legal de menores tutelados por la entidad de protección de menores melillense cuando alcanzan la mayoría de edad también interesan a la institución.

EXCLUSIÓN EDUCATIVA

Además, en Melilla Fernández Marugán se interesará por un grupo de niños y niñas hijos de inmigrantes irregulares a los que no se les facilita la escolarización. El Defensor mantiene abierta una actuación sobre este asunto con la Dirección Provincial de Educación de Melilla, tras conocer estos casos a través de la asociación Prodeim.

"Son niños y niñas antes que extranjeros", señaló y reclamó dotar al sistema de acogida de "los recursos suficientes para prolongar su protección una vez cumplidos los 18 años".

El Defensor indagará también sobre la situación de las mujeres y de los niños en los CETI, donde la convivencia de demasiadas personas de muy diferentes edades y orígenes puede resultar conflictiva.

Ante los casos detectados de violencia contra las mujeres, la institución ha recomendado la elaboración urgente de un protocolo para la prevención de la violencia sexual y de género en estos centros.

También pedirá a las autoridades de Melilla que no demoren las pruebas de ADN para verificar los vínculos familiares entre menores y adultos, pues en su transcurso los niños permanecen separados de su familia.

Finalmente, reclamará el fin de las concertinas y de las 'devoluciones en caliente', y defenderá el traslado a la Península de los solicitantes de asilo recluidos en los CETI. Para El Defensor, que ya ha acudido a Melilla y a Ceuta en otras ocasiones, éstas son dos ciudades que merecen su máxima atención, "por las peculiaridades y problemas que tienen que afrontar debido a su situación geográfica".

(SERVIMEDIA)

09-JUL-18

AGQ/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin