Buscar

El fracaso escolar en ESO de los alumnos inmigrantes de segunda generación duplica el de los autóctonos

EFE
17/07/2018 - 11:23

Barcelona, 17 jul (EFE).- El fracaso escolar en la ESO de los alumnos nacidos en Cataluña de padres extranjeros es del 17,3 %, mientras que baja hasta el 10,3% en los niños con padres autóctonos, según un estudio de la UAB, que concluye que estos resultados "son insostenibles y requieren una actuación urgente".

Se trata del estudio "El fracaso escolar de los descendientes de la inmigración en Cataluña: más que una asignatura pendiente", que analiza el fracaso escolar de los descendientes de la inmigración internacional en Cataluña, elaborado por Jordi Bayona y Andreu Domingo, del Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y que se acaba de publicar en la revista divulgativa 'Perspectivas Demográficas'.

Otro de los datos que arroja el estudio es que el fracaso escolar en la ESO entre los alumnos nacidos en el extranjero que han llegado a Cataluña con 7 o más años es del 29,2 %.

El estudio concluye que la distancia que separa a los alumnos emigrantes de ambos grupos de los resultados de la población con padres autóctonos son "insostenibles" y apunta a una "intolerable racialización del fracaso escolar, que requiere una actuación urgente".

Para elaborar el estudio, los investigadores han utilizado datos del Departamento de Enseñanza cruzados por el Idescat con el Registro Estadístico de Población para estudiar el rendimiento escolar para el curso 2015-16 (donde el 30,4 % del alumnado matriculado en 4º de ESO en escuelas públicas tienen relación con la inmigración, es decir, 12.976 alumnos).

Entre los alumnos nacidos en el extranjero que han llegado a Cataluña con 7 o más años, una tercera parte de los chicos (34,6 %) y una cuarta parte de las chicas (23,5 %) no logran el título, valores muy superiores al 13,2 % de los chicos y el 7,3 % de las chicas con padres autóctonos.

En el caso de los alumnos nacidos en Cataluña y de padres extranjeros, también se registran valores superiores a los de padres autóctonos, ya que el 21,2 % de los chicos y el 13,7 % de las chicas no superan la ESO.

Entre los inmigrantes nacidos en Cataluña (el grupo con mayor volumen y que crecerá más en los próximos años), los alumnos de origen americano tienen un 15,5 % de fracaso escolar, por un 17,8 % los de origen asiático y un 19,2 % entre los de origen africano.

En este último caso, el 15,9 % de fracaso escolar entre los alumnos marroquíes es "preocupante especialmente si tenemos en cuenta el crecimiento de este grupo en un futuro inmediato", han valorado los investigadores Jordi Bayona y Andreu Domingo.

Para los autores, otro de los datos "preocupantes" es que el 40,9 % de los que no consigue la ESO es de origen gambiano, que incluso asciende al 54 % entre los chicos (valor minimizado por un posible abandono antes de finalizar la ESO, según el estudio), y que "deja entrever el fracaso del sistema educativo con algunos orígenes determinados", y las "dificultades futuras que estos jóvenes pueden tener en su inclusión y posterior progresión en el mundo laboral".

La selección negativa de algunos de los orígenes de los descendientes de los inmigrantes apunta a "una intolerable racialización del fracaso escolar", con todo lo que conlleva "tanto sobre la evolución de las trayectorias individuales de los que hoy son adolescentes como de fractura en la sociedad catalana ", han considerado Jordi Bayona y Andreu Domingo.

En el curso 2015-16, tres de cada diez alumnos pertenecían a la segunda generación (inmigrantes nacidos en Cataluña de hijos de inmigrantes), con un total de 137.377 alumnos, procedentes de 26 orígenes diferentes.

De ellos, cuatro de cada 10 casos eran de origen marroquí, superando los 50.000 alumnos, y a mucha distancia, se encontraban en segunda posición, los de origen ecuatoriano, superando los 10.000 alumnos, y por encima de los 5.000, chinos y rumanos, en tercer y cuarto lugar.

En cuanto a la distribución territorial, el estudio observa una alta presencia de inmigrantes en cifras absolutas en los municipios de la Región Metropolitana de Barcelona, en los municipios litorales y las ciudades de Lleida y Girona.

Asimismo, destacan los elevados porcentajes de inmigrantes en las capitales comarcales interiores como Manresa o Vic y en municipios como Salt (47%), Castelló d'Empúries (33%), Manlleu (30%), Guissona (29%) o Palafrugell (28,7%).