Sociedad

Greenpeace considera "de sentido común" la paralización de la construcción del almacén de residuos nucleares de villar de cañas

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

José Luis García, responsable de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, considera "de sentido común" la decisión del Gobierno de paralizar el permiso de construcción del almacén para residuos nucleares que aprobó el Ejecutivo del PP en Villar de Cañas (Cuenca), porque el procedimiento "era totalmente irregular" y "no era una solución para el problema de los residuos".

García indicó, en declaraciones a Servimedia, que "celebramos la decisión porque no tenía sentido lo que quería hacer el Gobierno anterior, imponer la construcción de un almacén de residuos que no se sabía para qué iba a servir, porque no se sabe cuántos residuos iba a albergar".

Además, agregó que este proyecto presenta muchas irregularidades, ya que "se había hecho con un procedimiento totalmente irregular".

El especialista de Greenpeace reconoció que el problema de los residuos nucleares "sigue sin resolverse". "Para resolver el problema lo primero que hay que hacer es detener la generación de residuos radioactivos y saber a qué nos enfrentamos, cuál es la magnitud del problema, porque si lo desconocemos, no se puede planificar nada", manifestó.

En cualquier caso, la solución del almacén temporal, para Greenpeace, no es operativa porque "funciona durante unas cuantas décadas, pero los residuos son peligrosos durante cientos de miles años. No es una solución definitiva".

Por esto, abogó por "actualizar el Plan General de Residuos Radioactivos, que está totalmente obsoleto, y tomar una decisión, que es política y consiste en ponerle fecha a la finalización de la actividad de las centrales nucleares".

(SERVIMEDIA)

18-JUL-18

MAN/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin