Sociedad

Discapacidad. la confederación estatal de personas sordas reclama respeto a la identidad lingüística de las personas sordas

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) reclama respeto a la identidad lingüística de las personas sordas en las resoluciones acordadas en sesión plenaria después de la celebración en Bilbao de su VII Congreso. Bajo el lema 'Valor asociativo: un compromiso de futuro', el Congreso supuso un espacio común de reflexión y debate para la definición de objetivos y estrategias del movimiento asociativo de personas sordas.

La CNSE solicita la implementación efectiva de la Ley 27/2007 por la que se reconocen las lenguas de signos españolas, así como el respeto a la identidad lingüística de las personas sordas, en cualquier desarrollo normativo. Además, destaca la unidad asociativa y la identidad sorda, en torno a la cual giran cuatro valores fundamentales en los que basan sus actuaciones: lengua de signos, comunidad, cultura e historia. También manifiesta su compromiso por garantizar la transmisión de estos valores, así como del patrimonio lingüístico y cultural de las personas sordas a las nuevas generaciones.

Para la CNSE, la clave está en el empoderamiento y en la educación de las propias personas sordas, por lo que, durante la reunión, se acordó que, en el próximo Plan Estratégico, se establezca un posicionamiento firme para englobar educación, identidad, lengua de signos, fortalecimiento del movimiento asociativo y una participación real y activa en todos los ámbitos de la vida.

La entidad también reivindica una educación de calidad e inclusiva para todas las personas sordas que parta de una perspectiva integral y sociocultural y del derecho a elegir del alumnado sordo y sus familias, tal y como contemplan la Ley 27/2007 y la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. De hecho, reitera que es necesario identificar las carencias y prejuicios del sistema educativo ante la diversidad sorda, solucionar la ausencia de materiales con perspectiva sorda así como atajar la falta de referentes lingüísticos para establecer una política de enseñanza clara y coherente, ya que, a su juicio, "ha llegado la hora de que las personas sordas tomen las riendas de su propia educación".

EL PAPEL DE LAS ASOCIACIONES

Otra de las prioridades que acordaron ha sido el desarrollo de diferentes medidas de actuación para reforzar el papel de las asociaciones de personas sordas, que, según la entidad, suponen un pilar fundamental como actores principales de socialización, comunicación, participación y apoyo para el movimiento.

En este sentido, la CNSE ha constatado que constituyen auténticos espacios de conexión entre generaciones y que aportan soluciones en la construcción del futuro.

Asimismo, se estableció la creación de estrategias dirigidas a los asociados, pasando por el trabajo con la juventud sorda para garantizar su participación y empoderamiento, definir formas de liderazgo, informar sobre afiliación y participación, apostar por la formación continuada, fortalecer el trabajo en red o mejorar la comunicación interna/externa y crear un plan estratégico global centrado en la renovación de la estructura asociativa.

(SERVIMEDIA)

22-JUL-18

APP/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin