Buscar

Calor extremo en el trabajo: ¿cuestión de dinero o empecinamiento?

7/08/2018 - 13:45
  • El 2 de agosto fallecía un operario de obras por un golpe de calor en Murcia
  • Seis muertos desde que empezase la ola de calor en España al inicio de agosto
  • Los síntomas, mareos, cefaleas, aumento de temperatura, clave para evitar daño cerebral
Imagen: EFE

7 de agosto. 40ºC marca el termómetro en el sevillano barrio de Santa Cruz. No obstante, en las últimas horas, España ha alcanzado máximas de 46ºC, registrados en Badajoz el fin de semana pasado. Mientras el sol clava sus rayos en el callejón que abre a la calle Judería, en Urgencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla saben bien cómo actuar ante los golpes de calor. En lo que llevamos de verano, seis han sido los fallecidos por la ola de calor que asola España. Dos personas en Tarragona y Murcia, y una en Barcelona y Cáceres. La primera víctima, el 2 de agosto en la región murciana, era un trabajador de 48 años en plena faena en unas obras en la autovía.

Ana Gómez-Caminero es médico de Urgencias en el hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense. Explica para elEconomista.es que el golpe de calor "tiene una amplia sintomatología" y que conviene "diferenciarlo de una insolación". "Cuando hablamos de un golpe de calor, patología por calor para nosotros, es que tenemos una temperatura considerablemente elevada, mayor de 38.5ºC", en consecuencia, según explica la doctora, "hallamos una alteración en el nivel de consciencia, así como del comportamiento y puede darse desorientación". En cuanto a los síntomas, cuyo conocimiento puede ayudar a salvar una vida, tenemos "por supuesto el aumento de temperatura, la cefalea y mareos".

En este punto, Gómez-Caminero lanza un aviso importante, nadie debe confiarse, "no necesitamos reunir condiciones especiales para que nos afecte. Puede darle a cualquiera, independientemente de la edad, que esté trabajando o expuesto a temperaturas extremas".

En el ámbito profesional, varios colectivos se topan con situaciones de extremo calor en el desarrollo de sus funciones en verano. Esta realidad ya conoce lo que es cobrarse vidas. En consecuencia, la Inspección de Trabajo acumula varias denuncias en las últimas fechas por esta cuestión. Fuentes sindicales de Salud Laboral de CCOO expresan a elEconomista.es que tienen dos denuncias en curso en estos momentos. La primera corresponde a las limpiadoras de aviones. Éstos, una vez aterrizados, 'se apagan'. Ocurre que "el aire acondicionado está desenchufado y hemos chequeado temperaturas en el interior que se sitúan en los 50ºC". La segunda corresponde a una copistería. El lugar guarda una disposición estructural estándar en muchos locales: las oficinas arriba y la sala de máquinas en los bajos. "Las fotocopiadoras están en los sótanos y estos trabajadores están sin aire acondicionado. El jefe no está abordando el tema".

¿Cuestión de costes económicos?

Mientras esperan desenlace, las mismas fuentes también señalan una victoria, "hemos llegado a un acuerdo con la gente de mantenimiento en carreteras. De 13 a 17 horas habrá carga leve. No es lógico estar picando a esas horas. El asfalto caliente puede llegar a 60ºC en medio de una carretera sin sombra. No se puede prohibir trabajar al aire libre, pero sí debemos evaluar las condiciones y proceder a la toma de medidas pertinentes".

En suma, trabajos más livianos en esa horquilla, rotación de tareas, correcta aclimatación y formación. ¿Pero esto no aumenta los costes? "No porque no se trata de contratar más gente, sino de organizar. Sí aumentan cuando hay fallecimientos. La prevención es sentido común. Lo veo más como un empecinamiento que como un coste económico añadido. Lo de las limpiadoras de aviones se soluciona con unos 'pingüinos', si suben las máquinas de limpieza…" Así ocurrió tras la denuncia por la situación de los trabajadores de las oficinas de cambio de divisas del aeropuerto de Barajas, dentro de las terminales, pero 'encerrados' en cubículos. "Tenían roto el aire y hubo mareos. Finalmente lo arreglaron, tan sencillo como eso", recuerdan desde Salud Laboral, al tiempo que agregan un dato importante para el quid del contexto, "en la limpieza de aviones, la culpa no es de la línea aérea, sino de la contrata. En las empresas grandes esto no ocurre. Afecta a trabajadores en precario. Y tienen que entender que igual que un arnés es prevención, esto también". El Real Decreto de Lugares de Trabajo regula en función de la carga de trabajo, física o sedentaria. En exterior no hay límite, "pero sí debe haber sentido común".

Actuación temprana

Para Gómez-Caminero es fundamental atajar lo más temprano posible el golpe de calor. En caso contrario, todos los esfuerzos se centrarán en enfriar la temperatura mediante "sueroterapia y paños". "Si lo conseguimos, en principio, no tiene que producirse un daño cerebral irreversible, si bien es cierto que una persona con 39ºC experimenta un estrés corporal y cerebral, que no termina de hacer su función, por eso hay que actuar con rapidez".

Por último, la doctora recuerda que esto no ocurre sólo en agosto, "el año pasado, el día del Corpus, que es en junio, atendimos hasta tres casos. Es totalmente evitable con actuaciones lógicas como ropa fresca y clara, correcta hidratación, evitar exposiciones al sol innecesarias y una adecuada climatización laboral".


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 2

#1
07-08-2018 / 14:04
Siego
Puntuación 13

¿Cuantos de estos operarios son mujeres? Si aguantan tan bien el calor deberíamos pensar en poner más mujeres en esos puestos, para cumplir las cuotas de igualdad y eso...

#2
08-08-2018 / 01:54
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
Puntuación -2

Los golpes de calor afectan, sobre todo, a mendigos.

Los mendigos son 100 % analfabetos. En verano van con abrigos de visón, bufanda, gorro y guantes. Entonces, es normal que se mueran. xD