Sociedad

El 'Cupido' de la M-30 agradece por vía postal a sus admiradores

  • La carretera de circunvalación está plagada de corazones
  • Se desconoce la identidad del artista
Los pilares de uno de los puentes de la M-30. Foto: Atlas

Como todo grafitero prefiere el anonimato, quizá porque las pintadas no son legales y podría tener problemas. Además pese a lo inocente y amoroso, su obra no es del agrado de todos.

El grafitero no busca el reconocimiento, "busca impactar" y este artista -o no que hasta en eso hay controversia- lo ha conseguido con creces. Raro es el madrileño que no ha visto sus corazones que pueblan la M-30 en cada pilar de cada uno de sus puentes, en cada pared hay uno de estos corazones.

En rojo, amarillo, azul... muchos pueden ser los motivos que tiene el grafitero para hacerlo y algunos se aventuran a decir que "estará enamorado" o simplemente "se aburre en casa". Otros más filantrópicos consideran que puede que lo que busca sea "repartir amor".

El caso es que el 'cupido' de la M-30 alegra la vida a más de un internauta que muestra su admiración a través de Twitter y recibe a su vez el agradecimiento de este grafitero que como buen romántico, aún envía cartas manuscritas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin