Sociedad

La extinción de los dinosaurios originó la aparición de conchas "monstruosas"

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

Científicos de la Universidad de Zaragoza han descubierto que el impacto del asteroide Chicxulub en Yucatán (México) hace 66 millones de años y que provocó la extinción de los dinosaurios originó además una brusca proliferación en el plancton marino de conchas con formas aberrantes y "monstruosas".

Según informó este martes el centro universitario, la proliferación de formas aberrantes ocurrió durante los primeros 200.000 años tras la gran extinción y ha sido relacionada con los efectos medioambientales combinados del impacto meteorítico de Chicxulub y, más tarde, de las gigantescas erupciones volcánicas del Decán en la India.

El descubrimiento ha sido publicado en la revista 'Paleobiology' por los micropaleontólogos Ignacio Arenillas y José Antonio Arz, profesores titulares del Departamento de Ciencias de la Tierra, y Vicente Gilabert, del Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón (IUCA) de la Universidad de Zaragoza.

Los autores subrayaron que "estos protozoos marinos microscópicos dejan abundantes restos fósiles debido a que secretan una concha calcárea que fosiliza con facilidad, por lo que son muy utilizados en Geología para estudiar los cambios climáticos y medioambientales del pasado así como los eventos de extinción".

TERREMOTOS Y VOLCANES

Los terremotos provocados por el impacto de Chicxulub fueron de tal magnitud que activaron los volcanes de todo el mundo, incluido el del Decán en la India.

Estos dos fenómenos naturales del pasado (Chicxulub y Decán) y las alteraciones medioambientales y climáticas que causaron son una advertencia de los daños que la actividad humana puede llegar a generar actualmente en la Biosfera (contaminación, cambio climático, destrucción de ecosistemas, extinción).

Los investigadores explicaron que las aberraciones en estos microorganismos se observan como malformaciones en su concha y se producen durante el crecimiento y desarrollo debido a factores ambientales y a mutaciones genéticas.

En los ecosistemas actuales, las formas aberrantes de las conchas son utilizadas para analizar la contaminación industrial, urbana y agrícola en zonas costeras. El actual aumento de estos organismos aberrantes está también relacionado con la acidificación de los océanos y el cambio climático.

(SERVIMEDIA)

04-SEP-18

ABG/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin