Buscar

La aemet mide por primera vez el co2 y el metano atmosférico de madrid

26/09/2018 - 13:42

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha puesto en marcha el primer experimento en España para medir concentraciones totales de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) en la columna atmosférica de la ciudad de Madrid con el fin de recabar por primera vez datos reales de esos gases de efecto invernadero, que no tienen efectos para la salud, pero sí influyen en el calentamiento del planeta.

Según el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de 2014, las zonas urbanas concentran el 70% de las emisiones de CO2 y hasta el 50% de las emisiones globales de todos los gases de efecto invernadero.

Omaira García, investigadora del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (Tenerife) explicó este miércoles a un grupo de periodistas en la sede central de la Aemet, en Madrid, que la campaña, enmarcada dentro del proyecto científico MEGEI-MAD, se basa en mediciones se toman desde el pasado lunes hasta el próximo 7 de octubre con datos estáticos y en movimiento.

Concretamente, Meteorología ha instalado un espectómetro de infrarrojos, que mide la radiación procedente del Sol, y un fotómetro solar, que registra las concentraciones de partículas atmosféricas, en cinco emplazamientos: la sede central de la Aemet, el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, la Base Aérea de Cuatro Vientos, el Colegio Tres Olivos (en el distrito de Fuencarral-El Pardo) y el Colegio José de Echegaray (Vallecas).

De esta forma, varios instrumentos de medición perimetran el área metropolitana de Madrid para calcular los flujos de emisiones de CO2 y de metano en el ambiente urbano de la capital. Además, los investigadores también tomarán medidas a bordo de un coche científico que dará vueltas alrededor de la M-40.

García recalcó que es la primera vez que se realiza este experimento en España, puesto que anteriormente se había hecho en Berlín, Múnich, París y Tokio. Para su desarrollo colaboran el Instituto de Tecnología de Karlsruhe y la Universidad de Heidelberg (Alemania), así como las universidades de Valladolid y Autónoma de Barcelona, y el Centro Nacional de Supercomputación, en Barcelona.

Los investigadores realizarán medidas a barlovento, es decir, tomarán mediciones en un punto de las afueras de Madrid antes de que la masa de aire llegue a la ciudad, y a sotavento, esto es, cuando la masa de aire ya haya atravesado la ciudad y arrastrado consigo los componentes atmosféricos que se pretenden medir.

CAMBIO CLIMÁTICO

Por otro lado, García comentó que para tomar datos es necesario que salga el sol porque se mide la radiación solar en la columna atmosférica con el fin de comprobar cómo el CO2 y el metano reducen la luz del sol.

Además, indicó que este proyecto difiere de los datos a tiempo real que recoge el Ayuntamiento de Madrid en sus estaciones de mediciones de calidad del aire, las cuales recogen información de variables como dióxido de azufre (SO23), dióxido de nitrógeno (NO2), partículas PM2.5 y PO10, óxidos de nitrógeno (NOx) y ozono troposférico (O3), que son "gases que afectan a la salud de las personas".

"Lo que hacemos es medir gases de efecto invernadero que no tienen un efecto directo sobre la salud, sino que afectan al aumento de la temepratura del planeta y va a servir para ver la efectividad de las políticas de control de emisiones y de mitigación del cambio climático", apuntó.

García señaló que los resultados preliminares de los dos primeros días del experimento señalan que "la zona norte de Madrid, donde los flujos de las mases de aire están más limpios, tienen concentraciones menos elevadas de CO2 y de metano, y que la zona sur de Madrid reúne las mayores concentraciones de esos gases, pero no porque se emitan allí, sino porque el movimiento de la masa de aire hace que se traslade lo que emite la ciudad al sur de Madrid".

Por último, García recalcó que estas mediciones reales de las concentraciones de CO2 y de metano son "imprescindibles" para conocer las emisiones de gases de efecto invernadero porque hasta ahora se realizan estimaciones indirectas a través de inventarios de emisiones.

Los resultados de esta campaña piloto supondrán un importante avance en la medida de la concentración de gases de efecto invernadero en las ciudades, sentando las bases para la puesta en operación de una red de vigilancia que monitorice la efectividad de las políticas de control y mitigación de las emisiones de estos gases de gran incidencia en el cambio climático.

(SERVIMEDIA)

26-SEP-18

MGR/gja

Contenido patrocinado

Otras noticias