Sociedad

Greenpeace denuncia que el 50% de las emisiones de co2 del sistema eléctrico en españa las provoca el carbón

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Greenpeace denunció este jueves que el 50% de las emisiones de CO2 del sistema eléctrico en España en 2017 fueron producidas por el carbón, pese a que este combustible fósil sólo representó el 17% de la generación eléctrica ese año.

Además, Greenpeace asegura que es el país europeo que más ha aumentado sus emisiones desde 1990 y cuenta con tres centrales entre las 30 más contaminantes de Europa. Así se desprende de un informe publicado por la ONG coincidiendo con la presentación del documental 'El lado oscuro del carbón, las voces silenciadas', en el que recopila los impactos económicos, sociales y en la salud del uso del carbón y según el cual, además, la central de Andorra, en Teruel, está entre las diez térmicas europeas con mayores emisiones de dióxido de azufre.

España es también el único país de Europa occidental, según Greenpeace, que no ha establecido planes de cierre de las térmicas de carbón ni ha iniciado un proceso "oficial" para definirlo.

La organización afirma que en 2015 la quema de este mineral estuvo detrás del 12% de las muertes prematuras por contaminación del aire y de 69.000 ataques de asma en menores.

Tras precisar que el 87% del carbón consumido en España el año pasado procedió de Colombia, Rusia, Indonesia y Sudáfrica, aseveró que, además, es el país europeo que más pagos por capacidad ha otorgado a las centrales eléctricas, sumando 18.000 millones de euros en los últimos 20 años.

El trabajo audiovisual, de 30 minutos de duración, que la organización presenta estos días en Zaragoza, Almería, león y Gijón y en el que participan médicos, exmineros, activistas y asociaciones vecinales, aborda el "oscuro rastro que el carbón deja tras de sí", y que incluye problemas como cambio climático, impactos ambientales, problemas sociales y de salud.

La responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Tatiana Nuño, afirmó que gracias a las "personas valientes" que hicieron posible el documental, Gobierno y empresas "tienen un motivo más para abordar de forma urgente el abandono del carbón". "El carbón es el principal causante del cambio climático a nivel mundial y causa importantes impactos ambientales, sociales y en la salud", añadió.

"Acelerar la transición energética a un futuro renovable en manos de la ciudadanía es una oportunidad para las personas y para el planeta", abundó.

MOMENTO CLAVE

Por todo ello, Greenpeace volvió a reclamar el abandono del carbón para el año 2025 en una "transición sostenible y justa para el medio ambiente y las personas" y admitió que este es un "año clave" en la lucha frente al cambio climático.

En este punto, valoró que el Gobierno se encuentra trabajando en una ley de cambio climático y transición energética que, a su entender, "debe establecer el calendario de cierre para las centrales de carbón y nuclear en el año 2025 como fecha límite y su sustitución por la energías renovables".

En paralelo, a nivel europeo se están negociando las nuevas reglas para el mercado eléctrico, por lo que la ONG aprovechó para asegurar que, si el Ejecutivo "de verdad quiere liderar la lucha frente al cambio climático en Europa y aumentar su ambición", debe poner fin a las subvenciones a las energías sucias mediante los llamados pagos por capacidad y votar para que haya una evaluación europea de la adecuación de la asignación de esos pagos como recomienda la propia Comisión Europea.

DEMANDAS DE GREENPEACE

Entre otras demandas, Greenpeace abogó por poner fin a la minería del carbón y a la importación de carbón y por el cumplimiento de la normativa europea que regula el cierre de la minería del carbón a 31 de diciembre de 2018 así como por la adhesión a la alianza global para la eliminación progresiva del carbón (Past Coal

Alliance).

Asimismo, demandó la exigencia de responsabilidad social a las empresas mineras y eléctricas en la transición y la eliminación de todas las subvenciones a las energías sucias e ineficientes o el cumplimiento de los nuevos límites de emisiones contaminantes europeos que entran en vigor en el año 2020 "sin excepción a ninguna central térmica".

Finalmente, apostó por no conceder licencias ni realizar inversiones de ningún tipo en las "falsas soluciones" al cambio climático como la captura de carbono.

(SERVIMEDIA)

27-SEP-18

MJR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin