Sociedad

El alcalde Málaga aconseja "hablar bajito" y "ducharse rapidito"

  • Recomendó ducharse "rapidito" para ahorrar en la factura de agua
  • Asegura que hay que educarse para hablar a un tono más bajo
Francisco de la Torre, alcalde de Málaga desde el año 2000. Foto: EFE

Dicen que la política municipal es la más agradecida porque es la más próxima a la vida diaria de los ciudadanos, proximidad que algunos parecen llevar a su máxima expresión con recomendaciones como las del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre: ducharse rápido y hablar bajito.

De la Torre, del Partido Popular, está al frente del consistorio de la capital de la Costa del Sol desde el año 2000 y ayer, durante un desayuno informativo, ofreció como solución al problema del ruido en el casco antiguo de la ciudad, que los vecinos hablen más bajo.

"En la cultura mediterránea hablamos muy alto y debemos educarnos en hablar más bajo; si yo bajo la voz, el silencio reina y si reina el silencio se puede hablar más bajo. Debemos acabar con el ciclo de que si uno habla alto, otro hablará más alto para que se le oiga", dijo el alcalde.

A finales de septiembre, la junta de gobierno de Málaga aprobó la declaración de varias áreas de la ciudad como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) al haber superado los límites de ruido contemplados en la normativa.

Esta declaración supone la adopción de distintas medidas como la prohibición de nuevas aperturas de determinados establecimientos, regulación de horarios y controles policiales, iniciativas a las que ahora ha añadido De la Torre la recomendación de bajar la voz.

Recomendó a sus ciudadanos ducharse "rapidito"

No es la primera vez en la que el alcalde de Málaga hace curiosas recomendaciones a sus conciudadanos, ya que este consejo sobre el volumen de las conversaciones de los malagueños se une al que hizo hace cuatro años para que se ducharan "rapidito".

En enero de 2014 la oposición en el consistorio estaba que trinaba con el nuevo sistema tarifario de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) que penalizaba el consumo.

Francisco de la Torre participaba en otro desayuno informativo y llegó la pregunta sobre el consumo de agua; como dijo que la esperaba, advirtió de que se había encargado el día anterior, con ayuda de su mujer, de medir cuántos litros gastaba en una ducha.

Y explicó el método de cálculo:

"Le dije a mi mujer 'oye, por favor, mira a ver cuántos segundos estoy con el agua abierta para mojarme; segundo, me enjabono, y mira después cuanto tiempo estoy con el agua abierta para enjuagarme: Después sumas los dos tiempos", señaló el regidor entre las risas del auditorio.

El segundo paso consistió en determinar el caudal de agua correspondiente al tiempo empleado en ducharse, algo que De la Torre y sus esposa hicieron con la ayuda de "un barreño de estos que hay para la ropa" que resultó tener una capacidad de once litros.

Una vez lleno el barreño con la ayuda de una botella de litro y medio, el resultado fue que el consumo de agua durante la ducha del alcalde no llegaba a los 15 litros, algo que el regidor malagueño dijo estar dispuesto a demostrar ante notario.

La conclusión fue que los malagueños estaban gastando más agua de la precisa y que había que penalizar el consumo excesivo, y se ve que en Málaga no les deben parecer tan mal estas recomendaciones porque Francisco de la Torre es alcalde la ciudad desde hace dieciocho años.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

mos anda
A Favor
En Contra

y eso a los nietos no?

Puntuación 0
#1
jajaja
A Favor
En Contra

prendaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Puntuación 0
#2